Contamos buenas historias de básquetbol. Contenido especial sobre NBA, Juegos Olímpicos, FIBA y mucho más.

Austin Reaves, el desconocido salvador de los Lakers

El escolta lidera al equipo en porcentaje de triples desde el All-Star y se transformó en un jugador vital para el equipo de Darvin Ham.

Austin Reaves se transformó en un jugador clave para los Lakers.
Pasó cinco años en la universidad y ahora es vital para los Lakers (FOTOGRAFÍA gentileza CBS Sports).

Los Lakers siguen en la búsqueda de la clasificación a los Playoffs 2023. Los angelinos fueron de menor a mayor y, tras un gran cambio de plantel en el meridiano de la temporada, se mantuvieron con vida. Dejaron ir a Russell Westbrook -quien recaló en los Clippers- para las llegadas de Mo Bamba, Malik Beasley, Jarred Vanderbilt y D’Angelo Russell. Desde el All-Star fueron el quinto mejor equipo de la NBA con una marca de 9-5 al 23 de marzo del 2023. Sólo Bucks, 76ers, Kings y Grizzlies, todos ellos clasificados o prácticamente clasificados a la siguiente instancia, tuvieron mejores rendimientos.

A la hora de ir individuo por individuo, vale la pena resaltar que la franquicia perdió a un jugador vital como LeBron James. El alero sufrió una lesión en el tendón de su pie derecho en la jornada del 2 de marzo del 2023. Desde entonces se afirmó que sería reevaluado en tres semanas. Tras su baja, Anthony Davis elevó su nivel y el grupo de refuerzos hizo su parte. ¿El mejor desde entonces? El desconocido Austin Reaves.

El perimetral llegó a los Lakers como una apuesta tras no ser seleccionado en el Draft 2021 y luego de pasar cinco años en el básquetbol universitario (uno de ellos sin jugar). Tuvo un buen año con medias de 7,3 tantos, 3,2 rebotes y 1,8 asistencias. Sin embargo, ni el fanático más optimista esperaba lo que sucedió.

UNA OFENSIVA MÁS FLUIDA

El rol del escolta de Newark, Arkansas, creció a partir de los distintos problemas que enfrentó el equipo de Darvin Ham en la temporada. Lleva promedios de 12,0 puntos, 3,0 rebotes y 3,0 asistencias en 28,0 minutos por aparición en la 2022-23. No obstante, lo más destacado de su aporte pasa por su rango de lanzamiento. Tras el All-Star, y luego de la victoria del miércoles ante Phoenix Suns, acertó 18 de los 43 triples que intentó. Un altísimo 41,3% desde lejos.

Mientras la franquicia fue el quinto peor equipo desde 3 puntos en gran parte de la campaña (23° al llegar al All-Star y tras las modificaciones), se posiciona 22° en el rubro desde el descanso. A su vez, tiene a cinco jugadores que promedian un mínimo de 1,9 intentos por noche con 40% de efectividad o más: Austin Reaves, Troy Brown Jr (41,9%), Rui Hachimura (40,7%), D’Angelo Russell (40,7%) y Malik Beasley (36,6%).

 

El elenco mejoró de 10,3 a 11,3 aciertos de tres puntos por noche, un aumento mínimo que tuvo un impacto enorme. La presencia de amenazas reales desde lejos abrió huecos en las defensas rivales. Al aliviar la presión cerca del aro-lo que le sucedía con Westbrook y la ausencia de tiradores-, liberó espacio para operar.

No es casualidad que Anthony Davis haya levantado su nivel a promediar 25,4 puntos, 12,8 rebotes (3,5 ofensivos), 2,8 asistencias y 2,2 bloqueos por encuentro desde el descanso. El ex New Orleans volvió a tener las libertades que poseía cuando fue campeón en 2020. La presencia de más tiradores le permitió explotar un poco más sus cualidades para operar en el poste bajo al no tener dobles marcajes -si liberan a los tiradores, Davis los encuentra para que lancen-.

En términos ofensivos, el equipo mejoró de 113,0 puntos cada 100 posesiones antes del All-Star a 113,6 por noche. A su vez, su net rating –diferencia de puntos anotados contra recibidos cada 100 posesiones- ascendió de -0,9 (24°) a 3,5 (8°). Lo que lleva a analizar lo que sucede en el otro costado de la cancha.

La mejor parte de Austin Reaves es que no sólo es un gran tirador, sino que también es un defensor bastante destacado. El escolta está permitiendo 108,8 puntos cada 100 posesiones (el 4° mejor del equipo en el rubro) y tiene un net rating de 8,8 (3° más destacado). Pasó de ser un jugador ‘apuntado’ por los ataques rivales como un punto débil a buscar evitarlo. El de Newark dio un salto de calidad en su trabajo físico para mejorar la defensa personal, como también mejoró su lectura del juego para ayudar a compañeros.

SALTO DE CALIDAD EN EL MOMENTO OPORTUNO

El escolta mejoró su nivel en un punto crítico de la 2022-23. Sin LeBron James y con la clasificación a los Playoffs en duda, Reaves dio un paso adelante. Desde la baja del alero mejoró su goleo a un 18,3 por noche con un 56,8% de efectividad de campo, además de repartir 5,8 asistencias por aparición. Anotó un mínimo de 10 puntos en 11 de esos 12 encuentros, con ocho de ellos por encima de los 15 tantos y tres con un piso de 20 unidades. ¿Su mejor noche? Ante el Orlando Magic con 35 puntos, 6 rebotes y 6 asistencias. Además, ante Phoenix Suns repartió 11 asistencias, la mayor marca en su carrera.

 

Tras semejante levantada de nivel y todavía en la búsqueda de los Playoffs, la franquicia empieza a ver su situación futura de reojo. Austin Reaves será agente libre al terminar la 2022-23. Luego de este rendimiento, se espera que reciba varias ofertas, tal como paso con Alex Caruso en 2021. ¿Se repetirá la historia y se irá o apurarán la renovación como hicieron con el error de Talen Horton-Tucker?

Compartir

OTROS ARTÍCULOS

El base español no continuará en la franquicia NBA y posiblemente deje la liga estadounidense para continuar su camino profesional en su tierra natal.
En el amanecer de 2024, elegimos los cinco genios más destacados rumbo al premio de mejor jugador de la temporada.
El mundo del básquetbol se estremece ante la combinación de dos casos policiales que involucran al exjugador de la NBA G League y su novia
La jornada del martes de NBA trajo partidos de altísimo nivel, entre los que figuraron los triunfos de Warriors y Grizzlies, entre otros.