Contamos buenas historias de básquetbol. Contenido especial sobre NBA, Juegos Olímpicos, FIBA y mucho más.

25/05/1975

Campeones NBA: los Golden State Warriors de la 1974-75

La franquicia de la Bahía barrió a Washington Bullets en las Finales de 1975 para poder retornar a la gloria tras 19 años.

Rick Barry Golden State Warriors
Rick Barry fue el MVP de las Finales, tras haber sido la gran figura en el campeonato de Golden State Warriors (FOTOGRAFÍA: gentileza NBA.com)

El proyecto exitoso de Golden State Warriors arrancó la temporada 1970-71, a partir del arribo de Al Attles como entrenador en jefe. En ese momento, la franquicia disputó su última campaña en la ciudad de San Francisco. Luego, se mudó a Oakland, donde tuvo su momento de auge. En los primeros tres torneos, desde 1970 hasta 1973, el equipo se aseguró la clasificación a Playoffs en años consecutivos.

Hubo un tropezón en la 1973-74, lo que impidió su presencia en la postemporada. Entonces, la dirigencia realizó movimientos en la agencia libre de 1974. Su primera negociación fue el traspaso de Nate Thurmond a Chicago Bulls, a cambio del pivote defensivo llamado Clifford Ray. También, seleccionaron en el Draft a Keith Wilkes, un joven alero perteneciente a la UCLA.

Además, la partida de Cazzie Russell a Los Angeles Lakers le dio la oportunidad a Rick Barry de convertirse en la principal estrella de equipo. Y el alero lo capitalizó al máximo, ya que promedió 30,6 puntos, 5,7 rebotes, 6,2 asistencias y 2,9 robos (mejor marca) por encuentro. A su vez, se destacó por su estilo distintivo a la hora de ejecutar los tiros libres, lo cual le dio el mejor porcentaje de efectividad de la competencia (90.4%).

Rick Barry integró el Mejor Quinteto del torneo y tuvo la oportunidad de participar del Juego de las Estrellas. Asimismo, Keith Wilkes recibió el premio al Mejor Rookie del certamen y formó parte del Mejor Quinteto de Novatos. Su marca fue de 14,2 unidades, 8,2 tableros, 2,2 pases gol y 1,3 recuperos por aparición. Por su parte, Dick Vertlieb se adjudicó el galardón al Mejor Ejecutivo del Año, debido a sus aciertos en los intercambios para potenciar al plantel.

De esta forma, el conjunto de la Bahía terminó la fase regular con el mejor récord del Oeste (48 partidos ganados y 34 perdidos). Por otro lado, Boston Celtics y Washington Bullets concluyeron dicha etapa con los mejores registros de la competición (ambos con 60 victorias y 22 derrotas).

EL CAMINO EN LOS PLAYOFFS

Golden State Warriors arrancó los Playoffs con un triunfo en las Semifinales del Oeste sobre Seattle Supersonics por 4 a 2. El elenco de Al Attles se impuso ante el equipo liderado por Tom Burleson (19,8 tantos y 10,7 rebotes por juego) y Fred Brown (18,8).

El rival en las Finales del Oeste fue Chicago Bulls, comandado por Bob Love, Chet Walker y Nate Thurmond. El ex interno del conjunto de la Bahía estuvo a punto de desquitarse con el antiguo equipo, ya que los de Illinois llegaron a estar al frente en la serie por 3 a 2. Sin embargo, los de Oakland respondieron con un triunfo por 86 a 72, de visitante, y otro por 83 a 79, de local. Así, remontaron el duelo y ganaron por 4 a 3, con el fin de adjudicarse el título de la región.

El contrincante de las Finales de la NBA fue Washington Bullets. Luego de haber cosechado la mejor marca de la fase regular, los capitalinos se lucieron en el Este superando en la primera ronda a Buffalo Braves (4-3) y derrotando en la segunda instancia a Boston Celtics (4-2).

DANDO EL BATACAZO

Los seguidores de la mejor liga del mundo pronosticaban que el ganador de las Finales iba a ser Washington Bullets. No obstante, Golden State Warriors arrancó la serie con un triunfo fuera de casa por 101 a 95, el 18 de mayo. Rick Barry (24 puntos, cinco asistencias y tres robos) y Phil Smith (20 y siete rebotes) lideraron las ofensivas de la franquicia de Oakland.

Dos días después, el elenco de Al Attles se adjudicó una victoria agónica por 92 a 91, otra vez de visitante. Rick Barry (36 unidades, nueve tableros, cuatro pases gol, tres recuperos y dos bloqueos) y Keith Wilkes (14 y ocho) encabezaron los avances del equipo de la Bahía, en el afán de arrebatar los dos encuentros en D.C.

El 23 de mayo, los Warriors regresaron a casa y se impusieron por 109 a 101. Rick Barry (38 tantos, cuatro rebotes, seis asistencias y cinco robos), Derrek Dickey (14 y seis) y Jamaal Wilkes (diez y diez) se encargaron de poner el 3-0 que dejara en jaque a Washington Bullets.

Dos días más tarde, Golden State volvió a hacerse fuerte de local y se adjudicó el triunfo que le restaba, por 96 a 95. Rick Barry (20 unidades, tres tableros, cinco pases gol y tres recuperos), Butch Beard (16, cinco, dos y tres), Clifford Ray (12, 11, dos y dos) y Jamaal Wilkes (12 y ocho) fueron las grandes figuras en el resultado que estampó el 4-0 en las Finales.

Esto resultó ser una barrida que sorprendió a todos los fanáticos de la NBA, ya que los de la Bahía fueron capaces de superar a un rival que se presentaba mucho más fuerte en la previa. Además, volvieron a salir campeones por primera vez desde 1956, y conquistaron su tercer título de la historia.

Rick Barry se adjudicó el premio al Jugador Más Valioso de las Finales. El alero, oriundo de Elizabeth, New Jersey, brilló en la instancia más importante de la competencia, promediando 29,5 puntos, cinco asistencias y 3,5 recuperos por compromiso.

Compartir

OTROS ARTÍCULOS

El sábado 9 de diciembre de 2023, el conjunto californiano se impuso en la final del In-Season Tournament sobre Indiana Pacers por 123 a 109.
En enero de 2015, el conjunto de Georgia fue el primer equipo de todos los tiempos en terminar con una marca de 17-0 en dicho mes.
El 13 de abril de 2016, el conjunto de Oakland estableció la mejor marca de la historia de la fase regular. También, fue el retiro de Kobe Bryant.
El 18 de julio de 2013, la Junta de Gobernadores de la NBA aprobó de manera unánime el retorno de la marca “Hornets” a Carolina del Norte.