Contamos buenas historias de básquetbol. Contenido especial sobre NBA, Juegos Olímpicos, FIBA y mucho más.

Cuando descubrieron a dos asesinos en ¡una carta de básquetbol!

Una carta de Mark Jackson cuenta con los hermanos Menéndez, autores de un parricidio en 1989. Una historia oscura que conmociona a EE.UU.

Un usuario de Twitter encontró a los hermanos Menéndez en la carta de básquetbol de Mark Jackson.

Las cartas de básquetbol históricamente generaron una atracción particular para los fanáticos del deporte. Una tendencia que se acentuó en las décadas de los 80’s y 90’s. En gran medida por la presencia de estrellas de la talla de Michael Jordan, Larry Bird y Magic Johnson, entre otros.

Sin embargo, en agosto de 2018 un usuario de Twitter (@stephenz) se dio cuenta que una carta de básquetbol tenía a dos asesinos.

La tarjeta de Mark Jackson, quien fue un All-Star en 1989, tenía en primera fila detrás de él a cuatro personas. Dos de ellas, ubicadas a la izquierda de la imagen y a la derecha del jugador de los Knicks, eran los hermanos Menéndez.

¿QUIÉNES ERAN LOS HERMANOS MENÉNDEZ? LOS ASESINOS EN LA CARTA DE BÁSQUETBOL

La carta de Mark Jackson tiene a Lyle (10 de enero de 1968) y Erik Menéndez (27 de noviembre de 1971). Ellos asesinaron a sus padres para quedarse con una gigantesca herencia. El hecho sucedió el 20 de agosto de 1989 -cuando tenían 21 y 18 años respectivamente-, en nada más y nada menos que Beverly Hills, California.

José Menéndez, su padre, fue hallado sin vida y tras recibir seis disparos con una escopeta de doble calibre. Louise Menéndez, la madre de ambos, tuvo 10 impactos de balas.

Los autores asesinaron a sus padres y luego se encargaron de hacer desaparecer los cartuchos utilizados. Así, la policía jamás pudo encontrar los elementos que permitieron semejante suceso.

Cuando los vecinos de la mansión Menéndez llamaron a la policía señalaron que se escucharon algo así como ‘fuegos artificiales’. Por ese motivo, las autoridades desestimaron sus llamados.

A quienes sí escucharon fueron a los mismos hermanos, Lyle y Erik. Acudieron al 911 para intentar ocultar su culpabilidad y mostrarse rápidamente como inocentes. Afirmaron que ellos se encontraban en el cine viendo la película de Batman cuando el hecho los dejó huerfanos.

Tras meses de investigaciones sin grandes resultados, la policía empezó a descreer de los hermanos. Su estilo de vida había mejorado considerablemente desde el asesinato de sus padres. No mostraron las secuelas lógicas de una depresión por perder a sus familiares.

La presión aumentó gradualmente sobre ellos y finalmente Erik le confesó el crímen a su psicólogo. Este presentó la denuncia ante las autoridades. Ya era 1990 y la historia conmocionó a Estados Unidos.

Hubo dos juicios. Uno en 1990 y el siguiente en 1993. En este último, los hermanos confesaron que asesinaron a José porque habían sido víctimas de abuso sexual, emocional y físico.

Sin embargo, el juzgado descreyó del argumento ya que el cuerpo de Louise presentaba todavía más balazos que el de su padre. El asesinato por duplicado tenía el único objetivo de quedarse con el patrimonio familiar. Finalmente, fueron condenados a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional por ser culpables de un asesinato en primer grado.

El par pasó los primeros tres años de la condena en una misma prisión. Sin embargo, en 1996, se tomó la decisión de separarlos para evitar una posible fuga. Desde entonces no supieron nada del otro hasta febrero del 2018, Lyle fue trasladado a la correcional RJ Donovan de San Diego, donde se hallaba Erik.

¿ABUSARON DE ELLOS?

Roy Rosello, artista de la banda Menudo, denunció en la serie ‘Menendez + Menudo: Boys Betrayed’ que José Menéndez también había abusado sexualmente de él. A la luz de la aparición de esta declaración, el abogado de Menéndez peticionó la revisión de la condena.

A su vez, el medio ‘Los Ángeles Magazine’ señaló una denuncia de Rosie O’Donell, la tía de ambos, en octubre del 2023. Tras la muerte de Andy Cano, su hijo, ella empezó a vacíar sus pertenencias.

Entre sus cosas encontró una supuesta carta manuscrita por Erik Menéndez en la que le contaba a su primo Andy que su padre había abusado constantemente de él y que pasaba todas las noches en vela pensando en que podía volver a suceder. “Necesito sacármelo de la cabeza”, se puede leer en el texto.

A la luz de este texto, hay opiniones divididas sobre lo sucedido con los hermanos Menéndez. Mientras muchos creen que ellos asesinaron a sus primogenitores para quedarse con la herencia, los detalles espeluznantes de los supuestos casos de abusos sexuales despertaron una sensación de injusticia.

Mientras tanto, en noviembre del 2023 se estrenó la serie ‘Monsters: The Lyle and Erik Menéndez Story’. La misma, protagonizada por Ian Brennan y Ryan Murphy, se ocupa de los detalles oscuros de la historia. Está disponible en Netflix.

Además de la serie, también hubo cuatro películas: ‘Menéndez: A Killing in Beverly Hills’ (1994); ‘Honor thy Father and Mother: The True Story of the Menéndez Murders (1994); ‘Natural Born Killers’ (1994) y ‘Ménendez: Blood Brothers’ (2017)

Por lo pronto, la carta de básquetbol de Mark Jackson aumentó considerablemente su valor. Mientras tenía un valor promedio de 20 dólares en E-Bay antes del descubrimiento en 2018, actualmente se cotiza en 1500 dólares.

Compartir

OTROS ARTÍCULOS

Desde 2008 hasta 2010, la liga norteamericana organizó tres encuentros de pretemporada en el escenario del primer Masters 1000 de tennis.
La liga norteamericana realizó muchos acuerdos comerciales con los asiáticos desde el año 1985. En 2019, ocurrió un conflicto que afectó esa relación.
Un repaso por todos los encuentros de la mayor liga de básquetbol en tierras aztecas.
El videojuego fue creado por Midway y salió a la venta en 1999, como sucesor del NBA Hangtime y el NBA Jam.