Contamos buenas historias de básquetbol. Contenido especial sobre NBA, Juegos Olímpicos, FIBA y mucho más.

17/09/2011

Cuando Ron Artest cambió su nombre a Metta World Peace

A siete años del vergonzoso incidente en Detroit, Ron Artest cambió su nombre a Metta World Peace. Esa fue la primera de sus dos modificaciones.

Metta World Peace fue el gran protagonista de Malice at the Palace en noviembre del 2004 (FOTOGRAFÍA gentileza Yahoo Deportes).
Ron Artest fue el gran protagonista de Malice at the Palace en noviembre del 2004 (FOTOGRAFÍA gentileza Yahoo Deportes).

Ron Artest fue el primer jugador de la NBA en cambiar dos veces su nombre. Primero, lo hizo en 2011 cuando adoptó el de «Metta World Peace» con la intención de lavar su imagen violenta de otras épocas. Luego, en mayo del 2020, volvió a modificarlo a «Metta Sandiford-Artest», esta vez adoptando el apellido de su esposa en unión con el suyo.

La primera modificación data del 17 de septiembre del 2011. Ron Artest recibió la aprobación legal para percibirse como Metta World Peace. En diálogo con Los Ángeles Times, mencionó que adoptó este nombre en julio del 2011. No obstante, la modificación se hizo ‘legal’ en septiembre de aquel año cuando fue validada por el estado de California.

Sobre la explicación de su nombre afirmó que tomó el nombre de «Metta» porque es un término budista conectado con el amor y la amabilidad. Este lo unió a World Peace, que en español significa «Paz Mundial». Además, dejó una frase muy graciosa: «Cuando los fanáticos se enojen conmigo, no deberían decir “I hate World Peace” (“Odio la Paz Mundial”)».

Como era de esperarse, en aquella entrevista le preguntaron si no tenía miedo que lo abucheen y/o que no lo tomen en serio. Al respecto, respondió: «Siempre me avergüenzo, ¿cuál es el problema? Seré abucheado. Perfecto. ¿Cuántas personas tienen la posibilidad de ser abucheadas? Quiero ser abucheado».

UN CAMBIO PARA LIMPIAR SU IMAGEN

Metta World Peace adoptó este nombre siete años después de la noche más triste de la NBA, el evento recordado como «Malice at the Palace». El mayor incidente sucedió el 19 de noviembre del 2004, durante el juego entre los Detroit Pistons y los Indiana Pacers. El encuentro debió ser suspendido a 46 segundos del final cuando la visita se imponía por 97-82.

Ron Artest fue el gran protagonista del incidente. A falta de 46 segundos para el final realizó una falta dura por detrás a Ben Wallace. El pivote respondió a esta innecesaria falta con empujones y se dio una tangana entre los jugadores. Tras ser separados, el alero de los Pacers se recostó sobre la mesa de control.

Una vez acostado, un fanático de los Pistons identificado como John Green le tiró un vaso de Coca-Cola light. Esto despertó la furia de Artest, que corrió hacia el público y empezó a pegarle. Luego se conoció que le generó una fractura de cinco vértebras y una lesión en la cabeza. David Wallace, hermano de Ben Wallace presente en la tribuna como cerca del incidente, intentó golpear a Artest.

Stephen Jackson, escolta de los Pacers, observó la escena y corrió hacia la tribuna. A diferencia de lo que esperaba, intentó secundar a Artest arrojando golpes hacia distintos fanáticos. Esto hizo que cada uno de los integrantes de ambos equipos intente frenar el incidente que ya había pasado a mayores.

Luego de unos minutos, la escena parecía controlada. No obstante, un grupo de fanáticos de los Pistons se acercó al parqué para golpear a los jugadores de Indiana. Tanto Artest, Jackson y Jermaine O’Neal continuaron con la golpiza. De la mano de Jamaal Tinsley y Reggie Miller, la situación terminó siendo controlada.

 

LA REACCIÓN DE LA NBA

La NBA sancionó a Metta World Peace con 73 partidos de fase regular (equivalente al resto de la temporada 2003-04) y 13 juegos de Playoffs. A su vez, debió pagar 4.995.000 de dólares en multa a la liga. La mayor sanción en la historia de la liga.

También, debió abonar 250 dólares a la Justicia de Estados Unidos y pasar varias horas de servicio comunitario. A su vez, debió presentarse a un grupo de terapia de manejo de ira por un año.

Por su parte, la liga también tomó cartas en el asunto. En febrero del 2005 limitó la venta de alcohol a 71 centilitros por espectador. También redujo el consumo hasta un máximo de dos vasos por espectador y prohibió su venta al inicio del último cuarto. A su vez, obligó a las franquicias a colocar a agentes de seguridad a tres metros de distancia del parqué.

El evento, como la decisión de la NBA, se transformó en un papelón mundial que fue mostrado por todos los medios del planeta. En 2021, Netflix realizó un especial llamado «Untold: Malice at the Palace», que habló en mayor detalle de lo sucedido.

Compartir