Contamos buenas historias de básquetbol. Contenido especial sobre NBA, Juegos Olímpicos, FIBA y mucho más.

El Big Three de Oklahoma City Thunder y una dinastía que no fue

Este proyecto pasó de ser prometedor a quedar incompleto, luego de la derrota en las Finales de 2012.

Oklahoma City Thunder Big Three
James Harden, Kevin Durant y Russell Westbrook, protagonistas de un Big Three que terminó siendo una gran incógnita (FOTOGRAFÍA: gentileza Bleacher Report).

Oklahoma City Thunder arrancó su era en la NBA desde 2008, después de haber salido de la mítica ciudad de Seattle. El equipo ya había seleccionado a dos jugadores jóvenes con potencial de súperestrellas de la liga: Kevin Durant y Russell Westbrook. Luego de una primera campaña floja (23 triunfos y 59 derrotas), se sumó la tercera espada al mega proyecto: James Harden.

De esta forma, el elenco de Scott Brooks conformó un Big Three joven que tenía grandes aspiraciones de cara a los años siguientes. Además, se juntaron jugadores que complementaron bien ese nucleo, como Serge Ibaka, Thabo Sefolosha, Nick Collison, entre otros.

Con Kevin Durant, Russell Westbrook y James Harden a la cabeza, Oklahoma City Thunder se clasificó a Playoffs en 2010. Esta fue la primera apirición en la postemporada, a partir de la mudanza hacia el Chesapeake Energy Arena. Además, fue el segundo equipo de la era moderna (luego de los Denver Nuggets en 2008) en finalizar en el octavo puesto de su Conferencia con un récord de 50 juegos ganados y 32 perdidos. De todos modos, cayó en la primera ronda ante Los Ángeles Lakers por 4 a 2. 

AGRANDÁNDOSE EN LA POSTEMPORADA

El equipo mejoró su registro en la fase regular 2010-11. De esta manera, concluyó en el cuarto lugar de la región con una marca de 55 victorias y 27 caídas. Asimismo, obtuvo su primer triunfo en una serie de Playoffs, ya que se impuso en la primera instancia sobre Denver Nuggets por 4 a 1.

En las Semifinales del Oeste, Oklahoma City Thunder se enfrentó con Memphis Grizzlies, que venía de dar el batacazo siendo el octavo clasificado y eliminando al líder San Antonio Spurs. De la mano de Kevin Durant (39 puntos (cuatro triples), nueve rebotes y tres tapas) y Russell Westbrook (14, diez y 14 asistencias), el elenco de Scott Brooks ganó el séptimo partido por 105 a 90 y sentenció el cruce por 4 a 3. Más tarde, perdió en las Finales de Conferencia con Dallas Mavericks por 4 a 2.

La campaña 2011-12 fue más corta, debido al último lockout de la NBA. Sin embargo, la huelga se levantó y la franquicia se preparó para hacer historia. Antes de iniciar el certamen, arregló un intercambio con Boston Celtics en el que envió a Jeff Green y Nenad Krstic, a cambio de Kendrick Perkins y Nate Robinson. A su vez, sumó durante el transcurso del torneo a Derek Fisher, veterano y de mucho recorrido en Los Ángeles Lakers.

Oklahoma City Thunder culminó la etapa regular en la segunda posición de la Conferencia con un registro de 47 encuentros ganados y 19 perdidos. También, cuatro jugadores (Kevin Durant, Russell Westbrook, James Harden y Serge Ibaka) y el entrenador Scott Brooks participaron representaron al elenco del Oeste en el All Star Game 2012.

Después, hicieron un camino excepcional en los Playoffs porque barrieron en la primera ronda a Dallas Mavericks por 4 a 0. Así, se tomaron revancha ante el mismo rival que los había eliminado el año anterior. Luego, se impusieron sobre Los Ángeles Lakers por 4 a 1, ajustando la cuenta pendiente ante el contrincante que les había ganado en los Playoffs de 2010. Y en las Finales de la región, superaron por 4 a 2 al líder de la fase regular, San Antonio Spurs. Por ende, obtuvieron el primer título de Conferencia y avanzaron a las Finales de la NBA.

Enfrente estaba el Miami Heat, compuesto por LeBron James, Dwyane Wade y Chris Bosh. Los dirigidos por Scott Brooks arrancaron ganando el primer enfrentamiento. Sin embargo, el conjunto de Florida se adjudicó los cuatro compromisos siguientes para quedarse con la serie por 4 a 2 y con el trofeo Larry O’Brien.

LA ERA POST-HARDEN

Oklahoma City Thunder sufrió un hecho durísimo en cuanto a la continuidad de su proyecto. En la agencia libre de 2012, James Harden pidió el traspaso y terminó mudándose a Houston Rockets. Esto se debio a que La Barba no tuvo la cantidad de minutos que creía merecer, pese a que venía de ser elegido como el Mejor Sexto Hombre de la campaña 2011-12.

A su vez, la franquicia le extendió el contrato a Serge Ibaka por una suma de 48 millones de dólares en cuatro años, manteniendo así al interno que le de seguridad en la pintura. Por otro lado, se aseguraron la continuidad de la dupla compuesta por Kevin Durant (86 millones de dólares en cinco temporadas) y Russell Westbrook (80 en cinco). En tanto, Kevin Martin arribó en el traspaso por James Harden y se convirtió en el nuevo Sexto Hombre del equipo. También, le renovó a Derek Fisher.

Así, el elenco de Scott Brooks finalizó en el primer puesto del Oeste con un récord de 60 encuentros ganados y 22 perdidos. Su rival en la primera ronda fue Houston Rockets, liderado por el mismísimo James Harden. El líder de la fase regular se impuso en el cruce por 4 a 2. No obstante, sufrió la baja de Russell Westbrook por el resto de la postemporada, a causa de un choque con Patrick Beverley (¿intencional?). En la segunda instancia, el equipo cayó ante Memphis Grizzlies por 4 a 1.

La franquicia mantuvo la base para la 2013-14, además de seleccionar en el Draft a Steven Adams. Por eso, logró el segundo lugar de la región en la fase regular, con una marca de 59 triunfos y 23 caídas. En la primera ronda se tomó revancha ante Memphis Grizzlies, el contrincante que lo eliminó el año anterior, y ganó la serie por 4 a 3. Además, venció en las Semifinales de Conferencia a Los Ángeles Clippers por 4 a 2 para regresar a las Finales de la región después de dos años. De todos modos, San Antonio Spurs se impuso en esa instancia por 4 a 2.

Oklahoma City Thunder se perdió los Playoffs de 2015, en gran parte por la fractura en el pie derecho que sufrió Kevin Durant. El alero estuvo ausente durante gran tramo de la fase regular y el equipo concluyó con una marca de 45-37. Hubo cambios en la agencia libre de ese mismo año, ya que Billy Donovan reemplazó en el cargo de entrenador a Scott Brooks. A su vez, unos meses antes, Dion Waiters y Enes Kanter aterrizaron mediante diferentes intercambios.

De esta forma, la franquicia obtuvo la segunda posición de la región en la etapa regular, con un registro de 55 juegos ganados y 27 perdidos. En la postemporada, dejó en el camino a Dallas Mavericks (4-1) y San Antonio Spurs (4-2) para retornar a las Finales de Conferencia. En esa instancia, llegó a estar al frente por 3 a 1 ante Golden State Warriors. Sin embargo, el conjunto de la Bahía demostró porqué había establecido en ese certamen el mejor récord de todos los tiempos y dio vuelta el cruce.

Esa remontada caló hondo en el seno del plantel. Y en la agencia libre de 2016, Kevin Durant se marchó justamente hacia Golden State Warriors. Por su parte, Russell Westbrook se quedó en Oklahoma City Thunder hasta 2019. Pero nada volvió a ser como ese equipo del Big Three que tuvo poco tiempo de trayectoria.

 

 

 

 

 

Compartir

OTROS ARTÍCULOS

En enero de 2015, el conjunto de Georgia fue el primer equipo de todos los tiempos en terminar con una marca de 17-0 en dicho mes.
El 13 de abril de 2016, el conjunto de Oakland estableció la mejor marca de la historia de la fase regular. También, fue el retiro de Kobe Bryant.
El 18 de julio de 2013, la Junta de Gobernadores de la NBA aprobó de manera unánime el retorno de la marca “Hornets” a Carolina del Norte.
BA-Ball te cuenta cuáles son los cinco clásicos que más impacto generaron en la mejor liga del mundo.