Contamos buenas historias de básquetbol. Contenido especial sobre NBA, Juegos Olímpicos, FIBA y mucho más.

02/12/1954

La noche histórica del joven Frank Selvy

Frank Selby anotó 24 tiros libres y estableció el récord de aciertos por un rookie. Fue la mayor marca total de aciertos de la NBA durante 29 años.

Frank Selvy tiene el récord de novato de anotar 24 tiros libres en 26 intentos.
Frank Selvy tiene varios récords en su haber durante toda su carrera (FOTOGRAFÍA de Tiempo de Basket).

Hay récords que parecen estar hechos para mantenerse hasta el final de los tiempos. Estos casi siempre están asociados, dentro de la NBA, al nombre de Wilt Chamberlain. Sin embargo, a pesar que el pivote tuvo el mejor año de novato que se vio dentro de la liga, hay un hito como rookie que no le pertenece y que es propiedad de Franklin Delano Selvy, mayormente conocido como Frank Selvy.

El debutante de los Milwaukee Hawks (actualmente Atlanta Hawks) hizo historia en su tercer partido con la franquicia. Anotó 24 tiros libres en 26 intentos para liderar el 117-108 del combinado local a los Minneapolis Lakers (hoy Los Ángeles Lakers) en la noche del jueves 2 de diciembre de 1954. Las dos marcas -aciertos y lanzamientos- se mantuvieron durante las siguientes décadas como los mayores registros por parte de un rookie en la liga.

Inclusive, ese fue récord de tiros encajados por un jugador en la NBA durante 29 años. Adrian Dantley, del Utah Jazz, encestó 27 en un encuentro ante los Denver Nuggets (25 de noviembre de 1983) para quitárselo. Casi dos meses más tarde, el 4 de enero de 1984, acertó 28 para establecer el registro que perdura hasta la actualidad.

A pesar de ser su tercer partido en la liga, Milwaukee llegó a un 3-11 con ese triunfo. ¿Por qué sucedió esto? Selvy había sido seleccionado por los Baltimore Bullets con el número 1 del Draft 1954. Esa misma marca de 3-11 era la que tenía la franquicia al cabo del 27 de noviembre de 1954. Sin embargo, ésta anunció su desaparición de la liga porque no podía controlar el tema financiero. Así, tuvo que ser parte de un nuevo Draft junto a sus ex compañeros. Su nuevo equipo ganó la lotería por el pick y se quedó con los derechos del jugador.

UNA CARRERA PLAGADA DE CURIOSIDADES

Frank Selvy no tuvo una carrera típica. No sucedió en su época de básquetbol universitario, como tampoco en la NBA. El paso de los Bullets a los Hawks fue tan sólo uno de los tantos hechos que marcó su llamativo andar.

Nació el 9 de diciembre de 1932 en Corbin, una ciudad pequeña al sudeste del estado de Kentucky. Selby rápidamente desarrolló su capacidad para tirar de media distancia y empezó a mostrar un lanzamiento de gancho similar al skyhook que varios años más tarde popularizó Kareem Abdul-Jabbar. Su desempeño en el Corbin High School hizo que sea una estrella local, con un futuro más que auspicioso en su rol de anotador.

Animado por su gran desempeño, Selvy solicitó becas universitarias tanto en Kentucky como en Western Kentucky. Si bien sus cualidades eran indiscutidas, ninguna de las dos instituciones lo aceptó por su altura. Medía 1,83 mts, una estatura relativamente baja para el puesto de escolta, el cual estaba asimilado a los tiradores (shooting guard) en esa época.

Esto lo llevó a tener que cambiar el rumbo y optó por Furman University, una entidad poco conocida ubicada en Greenville, Carolina del Sur. Desde entonces, pudo demostrar su talento y probó que las universidades de su estado cometieron un grave error. Ganó dos premios al MVP de la Southern Conference en tres temporadas.

Tuvo una auspiciosa primera temporada en la que registró 24,6 puntos y llegó a los 1,92 mts. Las dos instituciones que lo rechazaron en un primer momento le ofrecieron becas, pero él continuó en Furman. Se alzó con los galardones por el promedio de 29,5 tantos en la siguiente campaña y el demencial 41,7 tantos por encuentro como junior. En sus últimos dos años terminó como el jugador con mayor goleo en todo el básquetbol universitario.

Selvy se retiró del básquetbol universitario con destino NBA con un partido de antaño. Su equipo recibió a Newberry College el 13 de febrero de 1954  y los despachó con una producción de 100 puntos, la mayor cantidad de tantos anotados en un partido de División 1 de NCAA. 82 de ellos llegaron producto de un 41/66 de campo (62,1%); los restantes producto de un 18/22 desde la línea de tiros libres (81,8%).

FRANK SELVY: SU PASO POR LA NBA

Tras el inicio de carrera inusual con un cambio de equipo a los 11 partidos y un récord en su 14° aparición, Selvy no dejó de hacer historia en su temporada de novato. No ganó el premio al Rookie del Año por el extraordinario arranque de uno de sus compañeros, el legendario Bob Pettit, pero fue quinto en anotación por juego con una media de 19,0 puntos. Tanto él como Pettit tuvieron el privilegio de ser integrantes del Juego de las Estrellas en su temporada de novato, volviéndose así los sextos jugadores en lograrlo.

La temporada 1955-56 inició con los Hawks ubicados en St. Louis, Missouri. Selby jugó 17 partidos antes de despedirse de la temporada por una lesión. La franquicia llegó a decir presente en los Playoffs y estuvo a un sólo triunfo de meterse en las finales de la NBA, pero Fort Wayne Pistons evitó su posibilidad.

Selvy aspiraba a volver en un mejor nivel para la campaña siguiente, pero no pudo decir presente. El jugador fue convocado a hacer el servicio militar, quedando así obligado a perderse otro año de carrera y sin poder volver al ritmo que buscaba.

Retornó a St. Louis para el inicio de la 1957-58, pero sintió el peso de perder dos años con casi nula actividad. Promedió 2,3 puntos con un más que olvidable 19,3% de campo en 26 apariciones. La franquicia, que tenía expectativas de campeón y que ese año se alzó con el título, lo transfirió a Minneapolis Lakers. Allí logró repuntar con una media de 6,3 tantos, lejos de sus números anteriores, pero mucho mejor que el inicio de la campaña.

Pese a la levantada, la organización no lo retuvo y tuvo dos años de trotamundos. Tuvo pasos aceptables aunque no del todo satisfactorios por New York Knicks y Syracuse Nationals (actualmente Philadelphia 76ers), antes de retornar a Minneapolis para los últimos cuatro años de su carrera.

DESPEDIDA CON ALL-STAR Y UNA CHANCE HISTÓRICA

El paso del tiempo potenció a Frank Selvy. La madurez le dio una mayor visión de juego, una mejor predisposición defensiva y complementó su rol de tirador. Tras dos buenos años en los Lakers con un lugar central en el equipo, promedió 14,7 puntos, 5,2 rebotes y 4,8 asistencias en la 1961-62 para hacer su segunda y última aparición en Juegos de las Estrellas.

La mejora le dio un lugar central en el equipo angelino junto a dos históricos como Jerry West y Elgin Baylor. El elenco de Fred Schaus ganó 54 de los 82 juegos de la fase regular para acceder a los Playoffs con la mejor marca en el oeste. Posteriormente firmó su paso a las finales con un 4-2 sobre los Detroit Pistons. La definición fue ante su archirrival, Boston Celtics.

La serie fue extremadamente pareja y debió ir a un séptimo juego tras alternar festejos en cada uno de los seis duelos anteriores. En ese último encuentro, Selvy recibió la pelota con el marcador igualado en 100 y tuvo la oportunidad de encajar el tiro que le hubiese dado a los Lakers su primer título en Los Ángeles. A pesar de su extraordinario talento para anotar, este quedó corto y pegó en la parte más cercana del aro decretando el suplementario para definir a un ganador. Boston, ante su gente, se alzó con el título con un 110-107.

 

El retiro llegó dos años después, a sus 31, edad no competitiva para esa época. Sin la agilidad ni la precisión de sus mejores épocas, promedió 5,5 puntos en 17,6 minutos durante la 1963-64. Así, Frank Selvy se despidió con 575 partidos disputados en fases regulares y otras 52 apariciones en Playoffs.

Compartir

OTROS ARTÍCULOS

El elenco de Taylor Jenkins apuntará en la campaña venidera a mejorar su desempeño con respecto a los Playoffs 2023.
Mantuvieron su plantel de la temporada pasada y la ampliaron con el regreso de Bridges como el arribo de Miller. ¿Jugarán play-in?
El conjunto californiano buscará retornar a la gloria después de cuatro años, con LeBron James y Anthony Davis a la cabeza.
En búsqueda del 18° título, el elenco de Joe Mazzulla sacudió la agencia libre al traspasar a Marcus Smart, a cambio de Kristaps Porzingis.