Contamos buenas historias de básquetbol. Contenido especial sobre NBA, Juegos Olímpicos, FIBA y mucho más.

15/02/2009

All-Star 2009: cuando Bryant y O’Neal se amigaron para ser co-MVP

La histórica dupla de los Lakers tuvo un último hito juntos en el Juego de las Estrellas de Phoenix. Fue el tercer dueto en compartir el premio.

Kobe Bryant y Shaquille O'Neal fueron compañeros en el All-Star 2009.
Bryant y O'Neal volvieron a jugar juntos después de cinco años en 2009 (FOTOGRAFÍA gentileza NBA.com).

El All-Star 2009 trajo uno de los momentos más esperados por la NBA del 2000. Luego del dominio de Kobe Bryant y Shaquille O’Neal en los primeros años de la década junto a los Lakers, la relación se rompió. El pivote optó por dejar al conjunto angelino en 2004 tras el duro revés a manos de los Detroit Pistons. Desde entonces, se distanció del escolta y empezó a jugar para equipos del este.

Mientras la escuadra lagunera no encontró el rumbo sin él hasta llegada de Pau Gasol, O’Neal tuvo buenos momentos en el este. Acompaño a Dwyane Wade en el Miami Heat durante cuatro temporadas. Allí fue campeón en 2006, como tuvo gran parte de sus últimos mejores momentos en la competencia. Tras una temprana eliminación a manos de Chicago Bulls en la primera ronda de los Playoffs 2008, volvió a un equipo de la conferencia del oeste, esta vez junto a los Phoenix Suns.

Tras cuatro años de duelos en la cancha y poco diálogo fuera de ella, Kobe y Shaq volvieron a jugar juntos en la noche del 15 de febrero del 2009, cuando se llevó a cabo el Juego de las Estrellas en Phoenix, Arizona. Bryant venía de ganar el MVP, jugar las finales del 2008 (caída ante Boston Celtics) y ser campeón de los Juegos Olímpicos de Beijing, además de un gran inicio en la 08-09.

O’Neal ya había cumplido un año junto a los Suns tras su traspaso previo al Trade Deadline 2008. A diferencia de la edición anterior, en la que jugó para el este, cambió de bando y fue dirigido por Phil Jackson. Un sueño para todo fanático Laker como de la NBA.

EL PARTIDO DEL ALL-STAR 2009

Si bien el foco estaba sobre la reunión de las dos leyendas, el este parecía ser el gran candidato a ganar el partido. Además del triunfo en Nueva Orleans 2008, contaba con un plantel más profundo. LeBron James era la cara más destacada de un elenco que incluyó a tres campeones con los Boston Celtics (Ray Allen, Paul Pierce y Kevin Garnett), tres futuros compañeros del Rey (Wade, Chris Bosh y Dwight Howard) y Allen Iverson, entre otros.

Contra la expectativa de muchos, el dominio del oeste fue notable. Un parcial de 38-24 en el tercer cuarto marcó el rumbo de un triunfo por 146-119. El este no encontró la manera de parar el histórico pick-and-roll entre Kobe y Shaq. Black Mamba terminó con 27 puntos, 4 rebotes, 4 asistencias y 4 robos, además de ser autor de 3 de los 4 triples del equipo.

Por su parte, O’Neal jugó ‘poco’ (11 minutos), pero brilló en su tiempo en cancha: 17 tantos, 5 rebotes (4 ofensivos) y 3 asistencias. Si bien ya era una señal de su inminente declive y posterior retiro, aquella posiblemente fue la última gran noche que tuvo en la NBA. Tuvo pasos por Cleveland Cavaliers (2009-10) y Boston Celtics (2010-11) antes de decir adiós al básquetbol profesional, pero ya no era el mismo.

Aquella divertida como melancólica noche le sirvió al par para limar asperezas y volver a tener una amistad. «Extrañaba esos momentos en la cancha. La conexión que tengo con Kobe, él buscándome para que anote y con jugadas dibujadas por Phil. Lo disfruté muchísimo», señaló el gigante. A lo que Bryant añadió: «No nos vamos a juntar a mirar películas y llorar juntos. No funciona así. Tuvimos un gran tiempo juntos, lo pasamos bien. Hay que seguir adelante».

LA TERCERA Y ÚLTIMA DUPLA EN LOGRARLO

A la hora de la entrega del MVP, había dudas sobre quién se lo llevaría. Finalmente, la NBA decidió que el galardón sea para ambos, la última vez que ocurrió en el evento. El tándem de Kobe Bryant y Shaquille O’Neal fue el tercero en compartir el premio. Algo que el ex Magic ya había vivenciado en el 2000, cuando lo hizo con Tim Duncan. El otro par, el primero en lograrlo, había sido integrado por Bob Pettit y Elgin Baylor en 1959.

Aquella noche O’Neal sumó su tercer como último MVP de All-Star Game. También fue así para Bryant, quien luego repitió por última vez en Los Ángeles 2011. La ciudad de su único equipo de la NBA fue testigo de como igualó a Pettit como los máximos acreedores del premio. Uno que lleva su nombre desde su trágico fallecimiento en 2020.

Compartir

OTROS ARTÍCULOS

El alero promedió 31 puntos durante su paso junto a los Pacers. Pudo ser el MVP de la etapa, aunque el premio fue para Damian Lillard.
Desde 2008 hasta 2010, la liga norteamericana organizó tres encuentros de pretemporada en el escenario del primer Masters 1000 de tennis.
La liga norteamericana realizó muchos acuerdos comerciales con los asiáticos desde el año 1985. En 2019, ocurrió un conflicto que afectó esa relación.
Un repaso por todos los encuentros de la mayor liga de básquetbol en tierras aztecas.