Contamos buenas historias de básquetbol. Contenido especial sobre NBA, Juegos Olímpicos, FIBA y mucho más.

La frustración de LeBron James: quiere ganar pero los Lakers caen en picada

El oriundo de Aakron, Ohio, expresó su descontento con la situación del conjunto angelino, tras la derrota de anoche ante Miami Heat.

LeBron James Lakers
LeBron James extendió su contrato en la última agencia libre, hasta 2024 (FOTOGRAFÍA: gentileza Silver Screen and Roll).

LeBron James está a un día de cumplir 38 años. Además, está disputando la 20° temporada de su carrera en la NBA. Sus números están siendo impresionantes, ya que promedia 27,8 puntos, 8,1 rebotes, 6,6 asistencias y 1,1 recuperos por partido. Sin embargo, Los Ángeles Lakers no está sabiendo aprovechar el magníficco nivel del Rey.

En la noche del miércoles, el elenco de Darvin Ham cayó ante Miami Heat por 112 a 98, de visitante. Esto lo dejó en el 12° puesto del Oeste con un récord de 14 partidos ganados y 21 perdidos. Los californianos se encuentran lejos de la zona de Playoffs, e inclusive de las posiciones de play-in. Por eso, el equipo se encamina a su segundo torneo consecutivo sin clasificarse a la postemporada.

Esto despertó la frustración de LeBron James. Luego de la derrota ante Miami, el alero se refirió al panorama complicado que atraviesa el equipo de Hollywood. “Pienso en cuánto tiempo más voy a jugar el juego. Creo que no quiero terminar mi carrera jugando a este nivel desde el punto de vista del equipo. Todavía podré competir por campeonatos porque sé lo que todavía puedo aportar a cualquier equipo con las piezas correctas”, manifestó.

En la última agencia libre, el referente de la franquicia angelina extendió su vínculo hasta 2024, y además tiene una player-option para la campaña 2024-25. Por lo tanto, LeBron James se refirió a lo que apunta en sus últimas temporadas en la mejor liga del mundo.

Soy un ganador y quiero ganar. Y quiero ganar y darme la oportunidad de ganar y seguir compitiendo por campeonatos. Esa siempre ha sido mi pasión. Ese siempre ha sido mi objetivo desde que ingresé a la liga cuando era un niño de 18 años de Akron, Ohio. Y sé que se necesitan pasos para llegar allí, pero una vez que llegás allí y sabés cómo llegar allí, jugar baloncesto a este nivel solo por jugar baloncesto no está en mi ADN. Ya no está en mi ADN. Así que veremos qué sucede y qué tan fresca se mantiene mi mente durante los próximos dos años”, comentó.

Compartir