Contamos buenas historias de básquetbol. Contenido especial sobre NBA, Juegos Olímpicos, FIBA y mucho más.

La tan esperada vuelta de los Hornets a Charlotte en 2013

El 18 de julio de 2013, la Junta de Gobernadores de la NBA aprobó de manera unánime el retorno de la marca "Hornets" a Carolina del Norte.

Charlotte Hornets
"Estamos de vuelta", gritó Dell Curry en el primer partido en Charlotte tras la vuelta de la marca de los Hornets (FOTOGRAFÍA: gentileza Getty Images).

En 2002, Charlotte Hornets se clasificó a los Playoffs por tercera vez consecutiva. En la primera ronda, se impuso sobre Orlando Magic por 3 a 1. Sin embargo, cayó en las Semifinales del Este ante New Jersey Nets por 4 a 1. Esos cinco partidos fueron los últimos que vieron los fans en la ciudad ubicada en el estado de Carolina del Norte.

Es que en la previa al inicio de la postemporada, la NBA ya había aprobado la mudanza de la franquicia a New Orleans. El motivo de la decisión fue la reducción notable de ingresos económicos por medio de la cantidad de espectadores en cada partido disputado en la ciudad de Charlotte. A partir de ahí, todos comenzaron su lucha por recuperar la marca “Hornets” en el lugar donde siempre tuvo que estar.

Si bien esa pelea duró más de diez años, la ciudad retornó a la mejor liga del mundo un año después. Bajo la denominación “Bobcats”, Charlotte se reinsertó en la competencia estadounidense. Robert L. Johnson, fundador del medio de comunicación audiovisual BET, se transformó en el primer propietario afroamericano de una franquicia en la historia del deporte profesional en Estados Unidos. A su vez, el famoso rapero Nelly se convirtió en el Co-propietario.

El mandato de ambos dueños duró por seis temporadas. Los colores de camiseta fueron diferentes a la de los Hornets, ya que los Bobcats se presentaban con el naranja y el azul como los protagonistas del logo. Asimismo, seleccionaron en el Draft a jugadores jóvenes con potencial como Emeka Okafor, Gerald Wallace y Raymond Felton.

Sin embargo, en esas seis campañas, se clasificaron una sola vez a los Playoffs. Hasta ese momento, no habían superado el 50% de efectividad en victorias. Recién en la 2009-10 llegaron a los 44 triunfos en la fase regular, lo que les permitió sacar un boleto a la postemporada. No obstante, cayeron en la primera ronda ante Orlando Magic por 4 a 0. Esto puso fin a la era Robert L. Johnson-Nelly en el conjunto de Carolina del Norte

EL ARRIBO DE SU MAJESTAD

Michael Jordan venía de una experiencia negativa como dirigente de Washington Wizards. De todos modos, el formado en la Universidad de Carolina del Norte regresó a la ciudad con el objetivo de adueñarse de Charlotte Bobcats. Tenía dos objetivos en claro durante su mandato: armar un equipo competitivo y recuperar la marca “Hornets”.

En su primera temporada, la 2010-11, hizo un cambio de entrenador porque despidió a Larry Brown después de 28 partidos (nueve victorias y 19 derrotas en ese tiempo). El reemplazante fue Paul Silas, quien no pudo torcer la historia en aquella fase regular (25 triunfos y 29 caídas). A su vez, hubo cambio de jugadores, ya que se fue traspasado Gerald Wallace a Portland Trail Blazers. También, Raymond Felton (New York Knicks) y Tyson Chandler (Dallas Mavericks) tomaron diferentes rumbos.

En el Draft 2011, Charlotte fue protagonista porque seleccionó a Kemba Walker y a Bismack Biyombo. Pero la campaña 2011-12 terminó siendo recordada por lo catastrófica que fue: ganó apenas siete encuentros de 66 posibles (se achicó la cantidad por el lockout). Esto provocó un nuevo despido en la banca, esta vez a Paul Silas.

En la 2012-13, los Bobcats eligieron a Mike Dunlap como coach. Pero duró apenas un año debido a los malos resultados del equipo (finalizó con un récord de 21 juegos ganados y 61 perdidos). Asimismo, la franquicia se vio afectada por la selección de Michael Kidd-Gilchrist en el segundo lugar del Draft 2012. El alero nunca estuvo a la altura de la competición, y encima fue recordado por su extraña mecánica de lanzamiento.

El rumbo cambió notablemente para la fase regular 2013-14, con la contratación del DT Steve Clifford. Charlotte, con Kemba Walker como principal referente, volvió a clasificarse a los Playoffs tras concluir en la séptima posición del Este. Su registro fue de 43 triunfos y 39 derrotas. Sin embargo, fue barrido en la primera ronda por Miami Heat por 4 a 0.

EL REGRESO ESPERADO

El 13 de abril de 2012, Tom Benson (quien también era propietario del equipo de NFL llamado New Orleans Saints) compró la franquicia de New Orleans. Ocho meses después, más precisamente el 4 de diciembre de 2012, anunció que el elenco cambiaría su apodo a “los Pelicans”. Esto abrió una gran puerta al regreso de los “Hornets” a Charlotte.

El 21 de mayo de 2013, Michael Jordan presentó a la NBA el pedido de cambio de nombre de la franquicia. Y el 18 de julio de 2013, en una reunión llevada a cabo en Las Vegas, la Junta de Gobernadores votó de manera unánime a favor del retorno de los “Hornets” al conjunto de Carolina del Norte.

Así, Charlotte recuperó su identidad original para la campaña 2014-15. En la agencia libre de 2014, hizo un intento por Gordon Hayward, pero Utah Jazz hizo uso de la qualyfing offer para retener a su figura. Por otro lado, el elenco se hizo con los servicios de Marvin Williams y Al Jefferson.

Los dirigidos por Steve Clifford tuvieron que esperar hasta el 2016 para volver a los Playoffs. Con las incorporaciones de Jeremy Lin, Nicolas Batum y Courtney Lee, más la evolución de Kemba Walker, se animó a jugarle de igual a igual la primera ronda contra Miami Heat. Sin embargo, el conjunto de Florida se adjudicó el pasaje a la siguiente instancia en el séptimo encuentro.

La dirigencia quiso continuar por este camino, renovando el contrato de la gran mayoría de los integrantes de ese plantel. Sin embargo, las partidas de Jeremy Lin, Courtney Lee y Al Jefferson, más el declive en el nivel de juego de algunos jugadores (Nicolas Batum, Marvin Williams), generó que Charlotte no volviera a jugar la postemporada. Steve Clifford dejó de ser el coach en 2018, y James Borrego se transformó en el sucesor.

En 2019, Michael Jordan afrontó una nueva etapa como dueño de los Hornets. Y quizás la última. Kemba Walker se mudó a Boston Celtics, por lo tanto tuvo que iniciar una nueva reconstrucción del plantel. En esta ocasión, con Mitch Kupchak como General Manager (con experiencia en el cargo en Los Ángeles Lakers). Como parte de la salida del base, arribó Terry Rozier para iniciar una temporada 2019-20 de transición.

En la agencia libre de 2020, la franquicia seleccionó en el tercer puesto a LaMelo Ball. El base se unió con Miles Bridges, P.J. Washington, Terry Rozier, Gordon Hayward (arribó ese mismo año) y Cody Martin. Y así, se generó un núcleo prometedor de cara al futuro. Sin embargo, luego de dos años seguidos quedándose afuera en play-in, ocurrió una nueva turbulencia que arrancó con el despido al DT James Borrego. Después, se sumó la denuncia judicial a Miles Bridges por violencia de género a su esposa.

Michael Jordan tomó la decisión de vender la franquicia en 2023. Pero antes, tomó una última decisión al elegir en el segundo lugar del Draft a Brandon Miller, en lugar de Scoot Henderson. Con el alero y LaMelo Ball, los Hornets continuarán luchando por ser un equipo competitivo a largo plazo. Por su parte, Su Majestad cumplió con uno de los gandes deseos de todos los fans: que la ciudad recuperara su identidad original.

Compartir

OTROS ARTÍCULOS

El sábado 9 de diciembre de 2023, el conjunto californiano se impuso en la final del In-Season Tournament sobre Indiana Pacers por 123 a 109.
En enero de 2015, el conjunto de Georgia fue el primer equipo de todos los tiempos en terminar con una marca de 17-0 en dicho mes.
El 13 de abril de 2016, el conjunto de Oakland estableció la mejor marca de la historia de la fase regular. También, fue el retiro de Kobe Bryant.
BA-Ball te cuenta cuáles son los cinco clásicos que más impacto generaron en la mejor liga del mundo.