Contamos buenas historias de básquetbol. Contenido especial sobre NBA, Juegos Olímpicos, FIBA y mucho más.

Los Ángeles Clippers: el equipo que se lo bautizó “Lob City”

Entre 2011 y 2017, el conjunto californiano tuvo su primera etapa en la que se lo vio como protagonista de la NBA.

Los Ángeles Clippers Lob City
Chris Paul, Blake Griffin y DeAndre Jordan, líderes de la era Lob City (FOTOGRAFÍA: gentileza Fadeaway World).

Durante toda su historia, Los Ángeles Clippers se vio afectado por el hecho de convivir con los Lakers en la misma ciudad, desde 1984. La franquicia siempre tuvo dificultades para armar un equipo que motive a los fans a seguirlos en cada partido. Esa tendencia empezó a cambiar el 14 de diciembre de 2011, cuando arribó Chris Paul mediante un intercambio con New Orleans Hornets.

La llegada del base marcó el inicio de una era prometedora para el conjunto californiano, en el afán de poder competir con el rival que ha contado con muchas figuras a lo largo de su historia (Kobe Bryant, Shaquille O’Neal, Magic Johnson, Kareem Abdul-Jabbar, entre otros). De hecho, Blake Griffin le dio un apodo al equipo cuando se enteró del aterrizaje de CP3: “Lob City”. Ese nombre se ratificó durante la temporada 2011-12, ya que el ex New Orleans Hornets nutría de constantes alley-oops al ala-pivote y a DeAndre Jordan.

Así, Los Ángeles Clippers se transformó en una casa poderosa del Oeste. Con un récord de 40 triunfos y 26 derrotas, se clasificó en el quinto puesto de la Conferencia a los Playoffs, lo que le permitió cortar una sequía de seis años sin apariciones. Además, comenzó con una seguidilla de seis participaciones consecutivas en la postemporada. Por otro lado, dos jugadores fueron convocados al Juego de las Estrellas por primera vez en la historia de la franquicia (Chris Paul y Blake Griffin).

Su primer partido de la primera ronda fue histórica, ya que revirtió una máxima desventaja de 27 tantos para festejar en la casa de Memphis Grizzlies con una victoria por 99 a 98. Después, batalló hasta el séptimo encuentro de la serie para ganar su primer cruce de Playoffs desde 2006 (4-3). De todos modos, fue barrido en las Semifinales de la región por San Antonio Spurs.

En la agencia libre de 2012, el conjunto angelino fichó a Jamal Crawford y Matt Barnes para darle más profundidad a la rotación. De esta forma, estableció la mejor racha de triunfos (17) en la historia de la franquicia. Asimismo, fue el tercer elenco de todos los tiempos en terminar un mes de manera invicta (16-0 en diciembre). Por eso, finalizó en el cuarto lugar del Oeste con un registro de 56 encuentros ganados y 26 perdidos.

Sin embargo, luego de imponerse en los primeros dos duelos de la primera ronda, Memphis Grizzlies se tomó revancha del año anterior y se adjudicó los cuatro enfrentamientos siguientes. La eliminación temprana en la postemporada provocó la salida del entrenador Vinnie Del Negro.

UN TRASPASO EN EL BANCO

En el verano estadounidense de 2013, Los Ángeles Clippers llegó a un acuerdo con Boston Celtics para hacerse con los servicios del coach Doc Rivers, a cambio de dos selecciones de primera ronda. Asimismo, la NBA vetó para siempre una posible negociación entre ambas franquicias. El riesgo tomado por el conjunto californiano tenía un solo objetivo: ser protagonista en los Playoffs. Y el DT había salido campeón con los de Massachusetts en 2008.

A su vez, los angelinos alargaron la rotación sumando a J.J. Redick y Jared Dudley. También, incorproraron durante la fase regular a Glen Davis, Hedo Turkoglu y Danny Granger. De esta forma, se armó un equipo que logró la mejor cantidad de victorias en la etapa regular en la historia de la franquicia (tercera posición del Oeste con 57 triunfos y 25 derrotas).

Pero en los Playoffs, Los Ángeles Clippers se vio en el ojo de la tormenta, debido a los comentarios racistas de su propietario a Donald Sterling hacia su novia. Dichos comentarios se publicaron en la cadenta televisiva estadouunidense, TMZ Sports. Por ende, los jugadores expresaron su repudio colocando sus sudaderas en el centro del parquet, durante el calentamiento previo al cuarto partido de los Playoffs. Más tarde, el comisionado Adam Silver decidió que el dueño vendiera la franquicia y tuviera prohibido ingresar a un estadio de la NBA de por vida.

En la postemporada, los Clippers superaron en la primera ronda a Golden State Warriors por 4 a 3. No obstante, cayeron en la segunda instancia ante Oklahoma City Thunder por 4 a 2. Luego, Steve Ballmer, quien llegó a ser el CEO de Microsoft, compró la franquicia para dar comienzo una nueva era.

El plantel se mantuvo por unos años más. Y en la temporada 2014-15, tuvo la chance más clara de alcanzar las Finales de Conferencia. El elenco de Doc Rivers concluyó la fase regular en el tercer puesto de la región con un récord de 56 juegos ganados y 26 perdidos. Después, venció en la primera ronda al campeón defensor por San Antonio Spurs por 4 a 3. Y en la segunda instancia, llegó a estar al frente por 3 a 1 ante Houston Rockets. Sin embargo, los texanos revirtieron la serie y se impusieron en el séptimo partido.

Las últimas dos campañas de la era “Lob City” fueron accidentadas por las lesiones. A pesar de haber rellenado la segunda unidad con jugadores de experiencia (Paul Pierce, Lance Stephenson, Wesley Johnson). Aún así, estuvieron presentes en los Playoffs de 2016 (cuartos con una marca de 53-29) y 2017 (cuartos con una marca de 51-31). De todos modos, cayeron en ambas ocasiones en la primera ronda (ante Portland Trail Blazers en 2016 y ante Utah Jazz en 2017).

Tras la finalización de la campaña 2016-17, Chris Paul (Houston Rockets) y Blake Griffin (Detroit Pistons) partieron hacia diferentes destinos. Y Los Ángeles Clippers inició con la etapa de reconstrucción. Pero se quedó con el recuerdo de haber sido partícipes de seis años de una era muy vistosa en la mejor liga del mundo, pese no haberla coronado con un título.

Compartir

OTROS ARTÍCULOS

En enero de 2015, el conjunto de Georgia fue el primer equipo de todos los tiempos en terminar con una marca de 17-0 en dicho mes.
El 13 de abril de 2016, el conjunto de Oakland estableció la mejor marca de la historia de la fase regular. También, fue el retiro de Kobe Bryant.
El 18 de julio de 2013, la Junta de Gobernadores de la NBA aprobó de manera unánime el retorno de la marca “Hornets” a Carolina del Norte.
BA-Ball te cuenta cuáles son los cinco clásicos que más impacto generaron en la mejor liga del mundo.