Contamos buenas historias de básquetbol. Contenido especial sobre NBA, Juegos Olímpicos, FIBA y mucho más.

Perfil NBA: Allen Iverson, un maestro en el arte del crossover

The Answer fue una figura de la liga en la década de 2000, cuyos movimientos y accesorios influyeron a las siguientes generaciones.

Allen Iverson Philadelphia
Allen Iverson inmortalizó esa camiseta negra de Philadelphia 76ers (FOTOGRAFÍA: gentileza Sportscasting).

Muchos jugadores dejaron su huella en la mejor liga del mundo por ser símbolos de un movimiento específico en el juego. Como Emanuel Ginóbili con el euro-step, Kareem Abdul-Jabbar con el Skyhook, Vince Carter con el windmill dunk, entre otros.

Allen Iverson fue una de las grandes figuras de la década de 2000, en parte por ser promotor del crossover para encabezar una jugada ofensiva. Además, fue el ícono principal de Philadelphia 76ers en aquella década, pese a que también pasó por otros equipos.

Allen Ezail Iverson nació el 7 de junio de 1975 en Hampton, Virginia. Su mamá, Ann Iverson, tenía solamente 15 años de edad cuando su hijo nació, además de que tuvo que ser madre soltera. El padre, Allen Broughton, la dejó antes del nacimiento de A.I.

La infancia de The Answer fue muy dura, ya que estaba rodeado de un contexto de drogas, delicuencia y discriminación racial. Su salida era el deporte, debido a que jugaba al fútbol americano y al baloncesto al mismo tiempo en Bethel High School.

Un hecho tan complicado como trascendental surgió el 14 de febrero de 1993. Iverson estaba jugando con sus amigos al bowling en su ciudad natal, cuando comenzó la discusión con un grupo de chicos de raza blanca. Inmediatamente, se desencadenaron una serie de golpes y gritos que provocaron el arresto de cuatro involucrados. Entre ellos estaba el joven Allen.

La sentencia, al principio, era de 15 años para el base. Apenas tenía 17 años de edad, pero fue condenado como adulto. Finalmente, se redujo el castigo a causa de un video de una cámara de seguridad que mostraba a Iverson saliéndose de la pelea un rato después de que arrancara la misma.

El oriundo de Virginia se defendió: “Para mí, estar en una bolera donde todos saben quién soy y estar golpeando a la gente en la cabeza con sillas y pensando que no va a pasar nada. ¡Eso es una locura! ¿Y qué clase de hombre sería para golpear a una chica en la cabeza con una maldita silla? Prefiero que digan que golpeé a un hombre con una silla, no a ninguna maldita mujer”.

Terminó estando cuatro meses en un correccional en Newport. “Tuve que usar esa situación como algo positivo. Cuando vas a la cárcel, alguien ve alguna debilidad tuya y la explotará. Nunca mostré ninguna debilidad. Traté de ser fuerte hasta salir”, dijo.

En ese momento, su mamá fue a visitar al entrenador de la Universidad de Georgetown, Jon Thompson. El pedido era más que claro, que llevara a su hijo a jugar a su equipo para alejarlo del peligro. “Ella fue la razón por la cual ayudé a su hijo”, contó el coach. Por ende, fue a visitarlo a Richard Milburn High, una escuela para estudiantes de riesgo, con el fin de persuadirlo a aceptar la beca. “Gracias por haberme salvado la vida, entrenador”, le dijo Allen Iverson cuando ingresó al Salón de la Fama en 2016.

DEMOSTRANDO SU POTENCIAL

The Answer estuvo solamente dos años en la Universidad de Georgetown. En el primero, fue nombrado como el Mejor Novato de la Big East y como el Mejor Defensor de dicha Conferencia. Además, llevó al elenco hacia los octavos de final del Torneo de la NCAA.

Y en el segundo, estuvo dentro del Mejor Quinteto All-American y volvió a ser el Mejor Defensor de la Big East. Asimismo, ayudó a que los Hoyas llegaran hasta los cuartos de final del March Madness. Luego, decidió entrar al Draft de la NBA para asumir un nuevo desafío en su carrera como basquetbolista.

Philadelphia 76ers lo terminó seleccionando en el primer puesto del Draft de 1996. Esto lo terminó convirtiendo en el jugador más bajo de todos los tiempos en ser elegido en dicha posición, ya que en ese momento medía 1,83 metros de altura. Anteriormente, los internos se terminaban quedando con ese lugar, por sobre los perimetrales. Y eso que lo logró en una camada que estaban Kobe Bryant, Ray Allen, Steve Nash, entre otros.

Su debut en la mejor liga del mundo fue el 1 de noviembre de 1996 en la caída ajustada ante Milwaukee Bucks. A.I finalizó con 30 puntos (63.2% de efectividad en tiros de campo) y seis asistencias. Pero su gran momento de la temporada ocurrió el 12 de marzo de 1997. Además de haberle metido 37 tantos a los poderosos Chicago Bulls, desequilibró a Michael Jordan con un crossover que quedó en el recuerdo de todos los seguidores de la NBA.

Allen Iverson terminó siendo el Mejor Novato de la 1996-97 con un promedio de 23,5 unidades, 4,1 tableros, 7,5 pases gol y 2,1 robos por encuentro. No obstante, el conjunto de Pensilvania ganó apenas 22 partidos en aquel torneo. Los resultados colectivos se tomaron su tiempo en aparecer. Para la 1997-98, la franquicia incorporó a Theo Ratliff, Eric Snow y Aaron Mckie. También, eligió a Larry Brown como nuevo entrenador.

En ese certamen no terminaron con un registro positivo. Pero sí la hicieron en la 1998-99, que contó con una fase regular más corta tras haber sido afectado por el lockout más largo de la historia. El formado en la Universidad de Georgetown terminó como el máximo anotador de la competencia con 26,8 puntos por aparición. Así, justificó la extensión de contrato de 70,9 millones de dólares en seis campañas que firmó en el verano estadounidense de 1998.

El base y referente lideró a los Sixers hacia un récord de 28 triunfos y 22 derrotas que le permitió clasificar a los Playoffs después de ocho años de ausencias. Con un registro de 28,5 tantos en diez duelos, contribuyó con el triunfo de Philadelphia en primera ronda sobre Orlando por 3 a 1. De todos modos, cayó en las Semfinales del Este ante Indiana Pacers por 4 a 2.

En la 1999-00, el oriundo de Virginia tuvo la primera de las once convocatorias consecutivas al Juego de las Estrellas. Su promedio en la fase regulas fue de 28,4 unidades, 3,8 tableros, 4,7 pases gol y 2,1 recuperos por enfrentamiento. Asimismo, guió a los de Larry Brown hacia otra clasificación a la postemporada tras cosechar una marca de 49-33. En la primera ronda se impusieron sobre Charlotte Hornets por 3 a 1, pero volvieron a perder en la segunda instancia con Indiana Pacers por 4 a 2.

EL MOMENTO DE LAS FINALES

En el verano estadounidense de 2000, Allen Iverson compuso un álbum bajo el apodo de “Jewelz”. Sin embargo, ese proyecto se canceló después de que lanzara el primer single llamado “40 Bars”. La canción generó mucha controversia debido a que el tema tenía estrofas en las cuales discriminaba a los homosexuales. Por ende, el Comisionado de la NBA, David Stern, le prohibió el lanzamiento de ese disco.

La historia fue diferente para la 2000-01. Empezó a usar la manga deportiva para colaborar con la rehabilitación de bursitis en el codo derecho. Y al mismo tiempo, The Answer se lució en cada momento de esa campaña. En primer lugar, liderando a Philadelphia 76ers a una racha de diez triunfos en diez presentaciones. Luego, fue titular en el All Star Game que se disputó en Washington, D.C. Y capitalizó esa posibilidad al máximo recibiendo el premio al Jugador Más Valioso del partido tras sumar 25 tantos y cinco pases gol.

Después, guió al conjunto de Pensilvania hacia una marca de 56 victorias y 36 derrotas, lo cual los ubicó en el primer puesto del Este. Y terminó la fase regular con el mejor registro de la competencia en puntos (31,1) y recuperos (2,5), por lo tanto recibió el trofeo al MVP del certamen. Esto fue nuevamente histórico porque se transformó en el jugador más bajo de todos los tiempos en levantar ese premio. También, estuvo dentro del Mejor Quinteto del torneo.

El base de 1,83 metros sostuvo ese nivel superlativo en los Playoffs. Es que promedió 32,8 unidades en 46,2 minutos por duelo. Así, los Sixers superaron en la primera ronda a Indiana Pacers por 3 a 1. En las Semfinales del Este, A.I bindó una de las series más recordadas de la historia ante Toronto Raptors. Luego de encestar 54 puntos en el segundo juego y 52 en el quinto, su equipo se quedó con el enfrentamiento por un dramático 4 a 3.

A continuación, derrotaron en las Finales de la región a Milwaukee Bucks por 4 a 3, en el afán de conquistar el título de Conferencia. El rival de las Finales fue Los Ángeles Lakers. Philadelphia empezó al frente de la mano de Allen Iverson, quien se destacó con 48 tantos y una jugada memorable ante la marca de Tyronn Lue. No obstante, los californianos se recuperaron imponiéndose en los cuatro encuentros siguientes para completar la defensa del título por 4 a 1.

El oriundo de Virginia padeció los problemas físicos durante la 2001-02. Sin embargo, se las arregló para mantenerse en su mejor versión de juego. De esta manera, volvió a terminar con el mejor registro de la competición en unidades (31,4) y robos (2,8), y estuvo dentro del Segundo Mejor Quinteto de la liga. Y así, el elenco de Larry Brown avanzó a la postemporada con una marca de 43-39. Pero perdió en la primera ronda con Boston Celtics por 3 a 2.

Esto desembocó en un conflicto entre el coach Larry Brown y Allen Iverson. Es que el DT lo acusó de haber faltado a los entrenamientos que se realizaron durante la serie frente a Boston. La respuesta de A.I fue tan controversial como inolvidable: “Estamos sentados acá. Se supone que tengo que ser la cara de la franquicia, y estamos hablando de la práctica. No del juego que amamos. Estamos hablando de la práctica (repitió 24 veces esta palabra)”.

En la 2002-03, Philadelphia sufrió la baja de Dikembe Mutombo a New Jersey Nets, lo que impactó de modo negativo en el plantel. El base volvió a tener el mejor promedio de recuperos con 2,7 por aparición, y entró por tercera vez en su carrera al Segundo Mejor Quinteto. Así, su conjunto finalizó la etapa regular con 48 ganados y 34 perdidos. Arrancó bien los Playoffs superando a New Orleans Hornets por 4 a 2, pero cayó en la segunda ronda ante Detroit Pistons por 4 a 2.

Tras concluir ese torneo, Larry Brown dejó de ser el entrenador de los Sixers. No obstante, The Answer quedó en buenos términos con el coach. “No tomé las críticas constructivas como debería haberlo hecho. Para mí, a mis ojos, es el mejor entrenador de todos los tiempos. Y no tomé lo que Dios me estaba dando de la manera correcta. Dios me lo envió, y yo estaba desafiante en ese momento”, contó una vez.

SUS ÚLTIMOS MOMENTOS EN PENSILVANIA

Allen Iverson continuó tres años y medio en la Ciudad del Amor Fraterno, después de la partida del DT Larry Brown. La campaña 2003-04 quedó marcada por numerosos incidentes. El nuevo entrenador, Randy Ayers, duró apenas 52 partidos en el banco porque ganó apenas 21. El interino, Chris Ford, tuvo varios conflictos con el base de 1,83m. Como ser suspendido por faltar a los entrenamientos, multados por decirle al coach que no iba a jugar un partido por estar enfermo o ausentarse por sentirse “insultado” ante el pedido de Ford de arrancar desde el banco.

Philadelphia no jugó la postemporada de 2004, lo cual fue la primera vez que le ocurría desde 1998. Pero el rumbo cambió notablemente para la 2004-05, con la llegada del coach Jim O’Brien. Allen Iverson terminó obteniendo su cuarto título al scoring champ tras anotar 30,7 tantos por encuentro. De hecho, el 12 de febrero de 2005 estableció la mejor marca personal ante Orlando Magic, convirtiendo 60. Y el 6 de abril repartió la máxima de 16 asistencias ante Cleveland Cavaliers. Encima, consiguió su segundo premio al Jugador Más Valioso del All Star Game tras destacarse con quince unidades y diez pases gol.

Sin embargo, los Sixers no tuvieron la misma suerte en los Playoffs, pese a las incorporaciones de Chris Webber y el novato Andre Iguodala. En la primera ronda cayeron por 4 a 1 ante los Detroit Pistons del flamante entrenador Larry Brown. Esto causó la salida de Jim O’Brien como DT, con el objetivo de ser reemplazado por Maurice Cheeks, una leyenda de la franquicia como jugador. Asimismo, había sido entrenador asistente cuando el equipo llegó a las Finales en 2001.

El 17 de octubre de 2005 cambió el código de vestimenta en la NBA. El Comisionado David Stern realizó esta movida para que fuera obligatorio el uso de traje y corbata durante los viajes de la franquicia. Allen Iverson, uno de los jugadores que vestía una indumentaria relacionada al hip-hop, se pronunció en contra de la decisión. “El código de vestimenta no es quién soy y no me permite expresarme”, manifestó. Y agregó: “Si vestís a un asesino con traje, seguirá siendo un asesino”.

El formado en la Universidad de Georgetown promedió 33 puntos por compromiso en la 2005-06. Sin embargo, Philadelphia no solo que quedó afuera de Playoffs por la marca de 38-44, sino que también ocurrieron nuevos conflictos internos. El 16 de abril de 2006, último día de la fase regular, Iverson y Webber llegaron tarde al partido porque debían estar una hora y media antes. Maurice Cheeks comunicó la decisión de que ambos jugadores no iban a formar parte del partido.

Finalmente, la franquicia traspasó a A.I a Denver Nuggets para la 2006-07. Esto le puso un punto final a una historia de diez años del base en Pensilvania. Su segunda etapa era formar una dupla muy interesante con Carmelo Anthony.

UNA GIRA POR DISTINTOS EQUIPOS

Carmelo Anthony, J.R. Smith, Nené Hilario, Marcus Camby. Dirigidos por el entrenador George Karl. Allen Iverson se sumó a un proyecto con mucho potencial para la temporada 2006-07. A sus 31 años, demostró que seguía estando a un gran nivel porque cosechó un registro de 24,8 puntos, 7,2 asistencias y 1,8 recuperos por juego. Así, ayudó a que Denver Nuggets clasificara a Playoffs mediante un récord de 45-37. Sin embargo, perdió cuatro partidos seguidos en la postemporada con San Antonio Spurs, luego de ganar el primero de la serie.

Allen Iverson Denver
Carmelo Anthony con trenzas y manga, lo cual demuestra la influencia de Allen Iverson en la liga (FOTOGRAFÍA: gentileza ESPN).

Lo volvieron a intentar para la 2007-08. Y el formado en la Universidad de Georgetown consiguió una marca de 26,4 unidades, 7,1 pases gol y dos robos por partido. Un momento inolvidable en su carrera fue el 19 de marzo de 2008, cuando recibió la ovación de los fans de Philadelphia 76ers durante el duelo que disputó Denver en condición de visitante.

El conjunto de Colorado clasificó a los Playoffs de 2008 a través de un récord de 50 ganados y 32 perdidos. Sin embargo, fue barrido en la primera ronda por los Lakers de Kobe Bryant por 4 a 0. The Answer inició la 2008-09 en los Nuggets, pero terminó siendo traspasado durante el transcurso de la fase regular a Detroit Pistons.

El oriundo de Virginia comenzó siendo el base titular del conjunto de Michigan. De todos modos, el entrnenador Michael Curry terminó limitándole los minutos en la rotación en el afán de promover al joven del equipo, Rodney Stuckey. Detroit avanzó a la postemporada, aunque haya quedado con un registro negativo de 39-43. Pero fue barrido en la primera ronda por Cleveland Cavaliers por 4 a 0.

Allen Iverson comenzó la 2009-10 en Memphis Grizzlies, pero apenas disputó tres partidos. Después, retornó a Philadelphia con el fin de concluir su paso por la NBA en la franquicia que lo seleccionó en el Draft en 1996. No obstante, su últmo encuentro en la competencia fue el 20 de febrero de 2010 frente a Chicago Bulls. Es que a partir de ahí se dedicó a acompañar a su hija de cuatro años, quien padeció la Enfermedad de Kawasaki.

A.I estuvo en Europa durante la temporada 2010-11. Llegó a jugar diez compromisos con el Besiktas de Turquía. De hecho, estuvo presente en algunos juegos de la Eurocup, la segunda competencia europea más importante después de la Euroliga. Luego, tomó la decisión de retirarse como jugador de baloncesto tras operarse en uno de sus gemelos. Lo hizo formalmente el 30 de octubre de 2013, antes de que Philadelphia 76ers iniciara la campaña 2013-14. “Seré un Sixer hasta que me muera”, dijo en una conferencia de prensa realizada en el Wells Fargo Center, estadio del equipo de la Ciudad del Amor Fraterno.

LEYENDA PARA SIEMPRE

Allen Iverson se ganó un lugar en el Salón de la Fama en 2016. Ese fue uno de los grandes reconocimientos que tuvo después de finalizar su carrera. A su vez, fue seleccionado dentro de los 75 mejores jugadores de todos los tiempos. Esto ocurrió el martes 19 de octubre, en el marco del aniversario de los 75 años de la creación de la liga.

The Answer dejó su huella en la competición por su estilo de juego y su personalidad, aspectos que influyeron a las generaciones siguientes. “Me criticaron por ser yo mismo en mi carrera. Ahora, mirá a tu alrededor. Todos los jugadores de la NBA tienen tatuajes. Solías pensar que el sospechoso era el tipo con las trenzas. Ahora ves a los policías con las trenzas. Recibí duros golpes por esas cosas y estoy orgulloso de decir que cambié mucho el juego y la cultura”, cerró.

En 14 años en el certamen, logró un premio al Jugador Más Valioso en 2001, tres inclusiones en el Mejor Quinteto (1999, 2001 y 2005), tres veces en el Segundo Mejor Quinteto (2000, 2002 y 2003), once apariciones en el Juego de las Estrellas (2000 a 2010, MVP en 2001 y 2005), cuatro veces Scoring Champ (1999, 2001, 2002 y 2005), dos tres veces como el jugador con más recuperos (2001 a 2003), estuvo dentro del Mejor Quinteto de rookies y fue el Mejor Novato del Año (ambos en 1997).

Compartir