Contamos buenas historias de básquetbol. Contenido especial sobre NBA, Juegos Olímpicos, FIBA y mucho más.

Perfiles NBA: George Gervin, camino ejemplar de las calles hacia los estadios

Iceman pasó de jugar en el patio de la casa de su primo a brillar en los estadios de la mejor liga del mundo. Con un estilo muy original.

George Gervin San Antonio
George Gervin fue la primera leyenda de San Antonio Spurs, cuando la franquicia pasó a la NBA (FOTOGRAFÍA: gentileza WOAI).

Algunos jugadores son recordados a lo largo de la historia por su capacidad para generar sus propios movimientos y tipos de lanzamientos. George Gervin, bajo el apodo de “Iceman”, fue uno de esos casos debido a su manera de ejecutar las ofensivas en la década de 1970.

Además, contaba con una excelente efectividad en las conversiones que lo catapultó a ser uno de los mejores de todos los tiempos en ese rubro. Y encima, su modo de brillar en la mejor liga del mundo permitió que San Antonio Spurs comenzara a estar en el mapa de los espectadores.

George Gervin nació el 27 de abril de 1952 en Detroit, Michigan. Siendo uno de los seis hijos, vivió en la pobreza cruda. El padre los dejó cuando era muy chico, por lo tanto la madre tuvo que encontrar cualquier trabajo para que todos pudieran comer. “Nunca sabré cómo lo hizo, pero tenía que ser una mujer terriblemente fuerte. Mirando hacia atrás, no sé cómo lo logramos. De alguna manera, ella siempre se aseguraba de que nunca tuviéramos hambre”, contó una vez el alero.

Pero encontró la salida a ese contexto difícil por medio del baloncesto. Empezó jugando en el patio de la casa de su primo, junto con él y un vecino que resultó ser el conocido Ralph Simpson. El mismo terminó siendo un jugador reconocido de Denver Nuggets. “Simplemente corría por las calles como cualquier otro niño, pero la diferencia era que estaba enamorado del baloncesto. Vives en una ciudad como esa y estás viviendo en un estado de guerra. Entonces no te das cuenta. Simplemente lo tomás día a día”, dijo GG, otro de sus apodos.

Su primer equipo fue Martin Luther King High School. Le llevó un tiempo encontrar su ritmo de juego. Para eso, fue importante la confianza que le tuvo el entrenador asistente, Willie Meriweather. “Fue un entrenador. Básicamente, un padre para mí”, comentó Gervin. En su último año, promedió 31 puntos y 20 rebotes por partido.

George Gervin Eastern Michigan
George Gervin ya demostraba todo su potencial en la Universidad, vistiendo la camiseta de Eastern Michigan (FOTOGRAFÍA: gentileza Eastern Michigan University Athletics).

La etapa universitaria la comenzó en California State University, pero fue cambiado un semestre después a Eastern Michigan. Y en la temporada 1971-72, ocurrió un incidente que tornó su carrera para siempre. Durante un partido contra Roanoke, en el marco del Torneo de la División II de la NCAA, golpeó a un rival y provocó un altercado bastante acalorado. Esto provocó la suspensión para la campaña siguiente y la expulsión del elenco.

BUSCANDO OTRA VÍA DE LLEGADA

George Gervin no se rindió en su afán de cumplir el sueño de jugar en la NBA. En 1972 firmó un contrato con Pontiac Chaparrals, conjunto que pertenecía a la Eastern Basketball Association. Un día metió 50 tantos en un partido que fue a ver Johnny Kerr. Este era un scout de Virginia Squires, conjunto que militaba en la ABA. Al quedarse maravillado con la actuación, ambas franquicias arreglaron para que el alero partiera hacia dicha liga por un sueldo de 40 mil dólares por año.

En su primera campaña compartió plantel con Julius Erving, estrella de la competencia en ese momento que terminó siendo figura en la NBA. Y afortunadmente, GG emuló esos mismos pasos. En la 1972-73, promedió 14,1 unidades por juego con el fin de ingresar al Mejor Quinteto de Novatos del Año. Ahí, recibió su más recordado apodo de “Iceman”, en referencia a las similitudes de su juego con el básquetbol callejero.

Luego de un año y medio, Virginia Squires vendió su contrato a San Antonio Spurs, el mismo día que el formado en Eastern Michigan University estaba disputando su primer All Star Game en la ABA. La franquicia texana continuó dos campañas y media en esa competición, antes de saltar a la mejor liga del mundo. Mientras tanto, Gervin se consolidó como el máximo referente del plantel.

El alero estuvo presente en las ediciones 1975 y 1976 del Juego de las Estrellas de ABA tras promediar 23,4 y 21,8 unidades, respectivamente. De hecho, compartió minutos de juego en 1975 con Ralph Simpson, tal como había sucedido en el patio de la casa de su primo.

Para la 1976-77, San Antonio optó por entrar a la NBA para quedarse hasta la actualidad. “Iceberg Slim”, otro de sus apodos, fue el pilar del equipo en el afán de encontrar la continuidad en los primeros años en la mejor liga del mundo. Su registro en el certamen fue de 23,1 puntos (54.4% de efectividad en tiros de campo), 5,5 rebotes, 2,9 asistencias, 1,1 robos y 1,1 tapas por aparición. De esta manera, participó del All Star Game e integró el Segundo Mejor Quinteto del certamen.

A su vez, los Spurs se clasificaron a Playoffs tras cosechar un récord de 44 partidos ganados y 38 perdidos. No obstante, fueron barridos en primera ronda ante Boston Celtics por 2 a 0. A pesar de que el oriundo de Michigan convirtió 25 unidades por enfrentamiento en la serie.

George Gervin subió al Mejor Quinteto del año en la 1977-78, ya que arrancó su seguidilla de tres veces al hilo como el máximo anotador de la NBA. Con una media de 27,2 tantos por compromiso, logró el primer título al Scoring Champ de su carrera. Para asegurarse el mejor registro, el 9 de abril de 1978 encestó 63 unidades en el último partido de la etapa regular frente a New Orleans Jazz.

Asimismo, San Antonio consiguió la tercera mejor marca de la fase regular con 52 triunfos y 32 derrotas. Sin embargo, cayó nuevamente en la primera instancia de la postemporada, esta vez ante Washington Bullets por 4 a 2. El promedio de 33,2 puntos de GG en la serie no fue suficiente para evitar la eliminación.

BUSCANDO LLEGAR MÁS LEJOS

El formado en la Universidad de Eastern Michigan volvió a ser el Scoring Champ en la temporada 1978-79. Su promedio en la fase regular fue de 29,6 tantos por aparición. De esta manera, San Antonio volvió a clasificarse a la postemporada mediante un récord de 48 ganados y 34 perdidos.

En esta ocasión, el elenco de Doug Moe llegó más lejos. En la primera ronda derrotó a Philadelphia 76ers por 4 a 3. Y en las Finales del Este, dio pelea hasta el séptimo y último duelo contra Washington Bullets. De todos modos, los capitalinos se adjudicaron la serie por 4 a 3.

En la 1979-80, George Gervin se convirtió en el primer jugador de la historia en terminar como el máximo anotador en tres torneos al hilo. El alero convirtió 33,1 unidades por juego en la temporada regular. A su vez, recibió el premio al MVP del Juego de las Estrellas tras ofrecer una exhibición de buen básquet con 31 puntos y diez rebotes. No obstante, el conjunto texano logró apenas una marca de 41-41, como producto de los cambios en la banca. El entrenador Doug Moe fue reemplazado por Bob Bass. Y en los Playoffs, el equipo cayó en la primera ronda ante Houston Rockets por 3 a 1.

San Antonio pasó a jugar en el Oeste para la 1980-81. Este cambio le vino muy bien porque, con Stan Albeck como nuevo DT, ganó 50 de los 82 compromisos de fase regular. Sin embargo, Houston volvió a eliminarlos en la primera ronda, esta vez por 4 a 3.

Iceman volvió a ganar el Scoring Champ en la 1981-82. Con una media de 32,3 puntos por encuentro, se transformó en ese momento como el jugador con más títulos como máximo anotador de todos los tiempos. Luego fue superado por Michael Jordan, futuro compañero. Pero en ese certamen, llegó a disputar con los Spurs las Finales de Conferencia tras superar a Seattle Supersonics por 4 a 1. De todos modos, fue barrido en dicha instancia por Los Ángeles Lakers por 4 a 0.

El elenco de Stan Albeck regresó a las Finales de la región en la 1982-83. En primer lugar, cosechó un registro de 53 triunfos y 29 derrotas en la fase regular. Y arrancó los Playoffs imponiéndose sobre Denver Nuggets por 4 a 1. Sin embargo, los Lakers volvieron a negarles el pasaje a las Finales adjudicándose la serie por 4 a 2.

The Iceberg Slim estuvo dos años más representando a la franquicia texana. Sus promedios fueron de 25,9 y 21,2 tantos en la 1983-84 y en la 1984-85, respectivamente. Pero San Antonio ya no contaba con el coach Stan Albeck. Y asimismo, se perdió la postemporada en 1984. Distinto fue el desenlace en 1985, aunque haya conseguido apenas una clasificación a la primera ronda.

En la 1985-86, George Gervin disputó la última campaña en la NBA, en la cual vistió la camiseta de Chicago Bulls. En ese plantel estaba el joven Michael Jordan, quien más adelante le terminó sacando el récord de más títulos de Scoring Champ. Pero ese certamen quedó marcado por la ausencia de Su Majestad durante gran parte del torneo por una fractura en uno de sus pies. Finalmente, se retiró tras la temporada 1986-87, en la que estuvo jugando para el Banco Roma de Italia y en el Manresa de España.

LOS MAYORES RECONOCIMIENTOS

En 1996, George Gervin fue incluido dentro del legendario Salón de la Fama. Ese fue uno de los dos grandes reconocimientos que recibió después de su retiro. El martes 19 de octubre de 2021 fue el segundo, ya que integró la lista de los 75 mejores jugadores de todos los tiempos. Esto ocurrió en el marco del aniversario de la creación de los 75 años de la creación de la liga.

Iceman cautivó a los fanáticos de este deporte gracias a sus movimientos originales y lujosos. Pasó de vivir en la pobreza absoluta durante la infancia a realizar una carrera de diez años en la NBA y cuatro en la ABA. En ese tiempo, fue cuatro veces Scoring Champ (1978 a 1980 y 1982), integró cinco veces el Mejor Quinteto (1978 a 1982), dos veces el Segundo Mejor Quinteto (1977 y 1983), participó de nueve ediciones del All Star Game (1977 a 1985, MVP en 1980), fue convocado en tres ocasiones al Juego de las Estrellas (1974 a 1976) y formó parte del Mejor Quinteto de Novatos de ABA (1973).

Compartir