Contamos buenas historias de básquetbol. Contenido especial sobre NBA, Juegos Olímpicos, FIBA y mucho más.

05/04/2001

Wang Zhizhi, el primer chino en jugar en la NBA

El 5 de abril de 2001, Wang Zhizhi se convirtió en el primer chino en jugar un partido de NBA, durante el triunfo de Mavericks ante Hawks 108-94.

Wang Zhizhi
Wang Zhizhi es recibido en los Dallas Mavericks por Don Nelson (FOTOGRAFÍA: Gentileza Getty Images)

El 5 de abril de 2001 ocurrió un hecho histórico en la ciudad de Dallas: Wang Zhizhi (pronunciado “Wahng Juh-Juh”) se convirtió en el primer jugador chino en jugar un partido de NBA.

Aquella noche, Zhizhi, cuyo nombre Wang significa “Rey”, anotó seis puntos y bajó tres rebotes en ocho minutos, durante el triunfo de los Mavericks ante los Atlanta Hawks 108-94.

“Me sentí increíblemente feliz que pude anotar”, dijo Wang. “Me hizo sentir que podía convertir más en el futuro”.

El primer tiro de Wang recibió una tapa, pero luego pudo ir tomando ritmo en una noche que lo tuvo como claro centro de atención.

“Estaba un poco nervioso”, agregó Wang, a quien sus padres y unos 300 millones de chinos siguieron por televisión. “Quería anotar lo antes posible y por esa razón cometí esa pérdida”.

“Es muy loco que haya llegado desde China y haya jugado un partido NBA. Lo hizo genial”, dijo Steve Nash al cierre del encuentro. “Es muy talentoso”.

En el estadio de Dallas hubo un par de letreros escritos en chino. Uno decía “Tus amigos están aquí” y otro “China está orgullosa de tí”. Este último atado a una bandera de su país. Incluso cuatro chicos se pintaron el nombre de Wang en sus pechos y cantaron: “¡Queremos a Wang!” promediando el segundo cuarto.

“Quiero agradecer a todos los fanáticos de Dallas por alentarme tanto”, dijo Wang. “Esto me ayudará a jugar más duro”.

El triunfo de los Mavericks aquella noche fue el número 49 de la temporada.

EL ARRIBO DE WANG ZHIZHI EN UNA TEMPORADA ESPECIAL PARA LOS MAVERICKS

En la temporada 2000-01, los Mavs superaron finalmente las 50 victorias, algo que no pasaba desde Finales de los años ’80. Incluso alcanzaron 11 ligas en fila con una marca semejante. Fue, de algún modo, el nacimiento de Dirk Nowitzki como líder absoluto porque lideró al equipo en puntos (21.8 por aparición), algo que nunca más se detuvo hasta sus últimos días como jugador.

La llegada de Wang Zhizhi fue toda una novedad para la Liga estadounidense. Nacido en Beijing, China, en 1977, aquel centro prodigio que alcanzó a velocidad inusual los 2.16 metros de altura, firmó su primer contrato profesional a los 17 años para jugar con los Bayi Rockets de la Asociación China de básquetbol.

La leyenda cuenta que Don Nelson, entrenador-leyenda estadounidense que luego lo sedujo para jugar a sus órdenes en Dallas, conoció a Wang en un partido de preparación a los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996. Y no fue por una acción en ataque sino en defensa: Grant Hill, alero elite, se sumergió en penetración hacia el aro y recibió una tapa formidable de Zhizhi que levantó al estadio. Para ese entonces, el joven chino tenía solo 19 años.

Zhizhi llegó a jugar cinco temporadas con los Rockets de su país y en ese período ganó seis campeonatos en fila de la CBA. La NBA, ese sueño postergado para los jugadores chinos, llegó en el Draft de la NBA de 1999, cuando los Dallas Mavericks lo seleccionaron en el puesto número 36.

Sin embargo, no fue nada fácil para Wang sumarse a las filas de los Mavericks. Su equipo, el Bayi Rockets, equipo oficial del Ejercito Popular de Liberación chino, no le dio autorización de inmediato. En el último partido de la final del sexto título logrado, Wang destruyó a las defensas rivales con 40 puntos y 11 rebotes.

Zhizhi fue, durante su curso juvenil, un verdadero fenómeno para los Bayi Rockets: nunca promedió menos de 14.9 puntos, alcanzando un máximo de anotación de 27 unidades por juego en la temporada 1999-00. Combinó eso con 10 rebotes por aparición, 55.7% de tiros de campo y 87% en libres.

Cuando finalmente tuvo autorización para sumarse a Dallas, solo quedaban diez partidos en la temporada regular y Wang tuvo minutos limitados. Tan es así que pese al furor de su noche inicial ante los Hawks, finalizó la liga con 4.8 puntos en 7.6 minutos por aparición, con un total de cinco juegos disputados.

LAS PROMESAS DE WANG ZHIZHI PARA PODER JUGAR EN LA NBA

Dadas las restricciones habituales del regimen chino, Zhizhi tuvo que dejar cartas importantes sobre la mesa para poder firmar el contrato por dos años con Dallas. Fue por el mínimo salarial que estipulaba el convenio colectivo de la liga en ese entonces (316.000 dólares). Dentro de las negociaciones, Wang se vio obligado a regresar a China en noviembre de 2001 para jugar con los Bayi Rockets en los Juegos Nacionales. Por supuesto, ayudó a su equipo en grande para vencer a los Shanghai Sharks de Yao Ming, pero el problema fue que, con su salida antes de tiempo, se perdió la preparación con los Mavericks y por ende el aprendizaje de los sistemas, las jugadas y el estilo estadounidense.

Para un extranjero no habituado al idioma y costumbres, lo pagó caro. Quizás demasiado.

Wang Zhizhi

En su segunda temporada con Dallas, promedió 5.6 puntos y dos rebotes por juego en 11 minutos por aparición. Su récord de 18 puntos conseguido contra Memphis fue solo un espejismo, porque esta temporada Wang quedó relegado detrás de Shawn Bradley, Danny Manning, Raef LaFrentz, Evan Eschmeyer y, por supuesto, Dirk Nowitzki. Zhizhi era talentoso, para qué negarlo, pero nunca pudo habituarse al juego estadounidense.

Ocurrió algo extraño luego de la temporada 2001-02 de la NBA: Wang despidió a su agente y pese al deseo de los funcionarios chinos no regresó a su país. Fue expulsado de la Selección Nacional por no cumplir con los deseos del régimen.

Lo tildaron de traidor y eso afectó su rendimiento, psiquis y moral. Tras la decisión de permanecer en Estados Unidos, se radicó en Los Angeles primero y firmó para los Clippers, donde jugó una temporada y media. Luego lo hizo para Miami Heat por el mismo tiempo, pero jamás tuvo impacto destacado en la NBA.

Su mente y su corazón estaban dañados.

En abril de 2006, sin contrato en la NBA, regresó a su país con la impronta de quien merece un castigo ejemplar. El 13 de ese mes, pronunció un discurso a través de los medios de comunicación estatales dirigido a los 1.300 millones de habitantes de China. “Lo siento, cometí un error. Por favor, perdónenme y dénme la oportunidad de empezar de nuevo… no los defraudaré”.

“A través de años de dolorosa reflexión, tengo un reconocimiento más profundo de los errores que he cometido”, agregó Wang. “Ahora quiero compensar mis errores”.

EL DESENLACE COMO JUGADOR DE WANG ZHIZHI

Wang Zhizhi fue “perdonado” por el regimen y sirvió, tiempo después, de intermediario para que nuevos jugadores chinos como Yao Ming y Yi Jianlian se sumaran a la competencia. Tras su periplo en el básquetbol estadounidense, que finalizó en 2005, Wang tuvo un regreso soñado a los Bayi Rockets, equipo con el que volvió a dominar la CBA. Jugó ocho temporadas, ganó otro campeonato en 2007, y conquistó con China dos campeonatos FIBA Asia y tres medallas de oro en los Juegos asiáticos.

Los Bayi Rockets, que ganaron justamente su último título en 2007 con Wang como jugador, y se retiraron de la competencia en 2020, tras no acudir a la burbuja de la liga masculina en Zhiju, provincia de Zhejiang.

Para ese entonces, Wang Zhizhi era el entrenador en jefe del equipo.

Compartir

OTROS ARTÍCULOS

El 8 de diciembre de 2011, el comisionado David Stern tomó la decisión de que no se concrete la partida de CP3 a Hollywood.
El tandem fue protagonista de la liga entre 2017 y 2018. Sin embargo, una grave lesión frustró las ilusiones de conquistar un título en Luisiana.
Entre 2011 y 2017, el conjunto californiano tuvo su primera etapa en la que se lo vio como protagonista de la NBA.