Contamos buenas historias de básquetbol. Contenido especial sobre NBA, Juegos Olímpicos, FIBA y mucho más.

La única vez que los Warriors remontaron un 2-0 en Playoffs

Golden State venció a Utah en la primera ronda de 1987 tras perder sus primeros dos juegos fuera de casa. ¿Se repetirá en 2023?

Sleepy Floyd, el máximo referente de los Warriors en los 80' (FOTOGRAFÍA gentileza Getty Images)

Los Warriors quedaron con su espalda contra la pared. Tras perder los dos partidos ante los Sacramento Kings, se volvieron el 442° equipo en tener un 0-2 en los Playoffs. Así como el equipo con esa ventaja se impuso en un 92,8% de las oportunidades, hubo 32 ocasiones en las que una remontada fue posible. ¿El último en lograrlo? Dallas Mavericksse, que se había recuperado ante Suns para imponerse 4-3 y chocar con los Warriors en las finales de conferencia del 2022.

De esas 32 ocasiones en las que un equipo logró avanzar a la siguiente instancia, Golden State padeció dos de ellas. El 4-3 de los Cleveland Cavaliers en las finales del 2016 y un 4-2 de los Lakers en las semifinales de conferencia de 1969. Sin embargo, la historia no fue tan cruel y también logró una remontada sobre la cual puede inspirarse para responder al déficit.

LA ÚNICA VEZ QUE LOS WARRIORS LEVANTARON UN 0-2

Aquella serie sucedió en 1987, también en la primera ronda de los Playoffs. Golden State había llegado a la postemporada con el quinto lugar del oeste producto de un 42-40 en la fase regular. Al igual que en 2023, tuvo que disputar sus primeros dos juegos fuera de casa, en esa ocasión ante el Utah Jazz.

Un aspecto no menor en la comparativa de momentos fue la situación en la que se encontró en aquella época. Por ese entonces la NBA tenía un formato al mejor de cinco juegos en la primera instancia de la postemporada. Así, una nueva derrota lo hubiese dejado fuera de la competencia. Esta vez el equipo de Steve Kerr tendrá una vida más en caso de perder alguno de los siguientes encuentros.

El equipo de George Karl, con figuras como Sleepy Floyd, Joe Barry Carroll y Chris Mullin, se encontró obligado a ganar tras su paso por Utah. El primero gracias a un gran Rickey Green que repartió 15 asistencias en el 99-85 para el 1-0. Luego, Green se lesionó y Karl Malone emergió como líder con 22 tantos, 13 rebotes y cuatro robos en el 103-100 del segundo. En este último se destacó un joven que no había tenido lugar en el primero: John Stockton. Cuatro unidades, cinco rebotes, cinco asistencias y tres robos en 27 minutos para quien luego integraría el Dream Team de 1992.

Aquel juego terminó en trifulca. Golden State tuvo una oportunidad de igualar la historia a siete segundos del cierre. Cometió una pérdida y se vio obligado a cortar con falta. Malone tomó la pelota, agotó el tiempo y Ballard saltó a agarrarlo, lo que hizo fuera de tiempo. El ala-pivote se enojó porque consideró que la sujeción fue muy agresiva y prolongada. Una vez que logró soltarse, le arrojó la pelota al rival y este intentó responder. Lejos de terminar allí, calentó los humos.

Ballard intentó ir a pelearse pero tanto compañeros como rivales intentaron contener la situación. Una vez que esto se logró, cada equipo empezó su salida hacia los vestuarios. George Karl se estaba aproximando cuando un fanático del Jazz lo golpeó desde atrás despertando su furia. En un abrir y cerrar de ojos se pudo ver como tanto Karl y Mullin golpearon al fanático hasta que la policía intercedió. También intentaron alcanzarlo Sleepy Floyd y Terry Teagle, que salieron de la cancha escoltados por la fuerza de autoridad.

Nada volvió a ser igual.

EL INICIO DE LA VENGANZA

Toda la presión cayó en los hombros de Golden State. Volvió a su casa y logró lo principal: evitar la barrida. Venció por 110-95 por dos aspectos principales. Utah tuvo a siete jugadores en doble dígito, incluyendo a un gran Stockton (13 puntos, ocho asistencias y tres robos), pero apenas superó el 40% de campo. El otro motivo fue la producción de Terry Teagle, aquel que fue escoltado por la policía en el juego anterior. El perimetral demostró todo su talento al cosechar 30 puntos con un 13/20 de campo en 25 minutos para justificar el festejo.

Utah sabía que se iba a meter en un problema si volvía a caer en territorio enemigo. Frank Layden, entrenador del Jazz, terminó de descartar a Green y puso a John Stockton en 45 de los siguientes 48 minutos. El coach quería una rotación corta que no pierda el nivel para sellar el juego. Controló a los titulares, pero otra vez se olvidó de los suplentes. Esta vez fue Purvis Short quien comandó el 98-95 del dueño de casa con 32 unidades.

UN CIERRE INFARTANTE

La primera mitad del último partido tuvo un dominio total de los Warriors. Utah se mostró perdido en la cancha frente a un rival que salió decidido a completar una misión histórica. De la mano de Sleepy Floyd (21 puntos y 14 asistencias) logró un 57-41 que parecía lapidario al descanso. Tal es así que el Jazz se retiró abucheado hacia la zona de los vestuarios.

Cuando todo parecía definido, el tándem por entonces prometedor de John Stockton y Karl Malone motivó la reacción local. Como en los futuros buenos tiempos, el perimetral se asoció con el interior y desde ahí giró la ofensiva local. Combinaron 37 puntos, 15 rebotes, 10 asistencias, 4 robos y 2 tapas. A partir de ellos, como de los cinco triples del resto de los jugadores, apareció la oportunidad de acercarse a cinco unidades del adversario.

Pero, en el peor momento, Golden State sacó pecho. Joe Barry Carroll (24 puntos, ocho rebotes y seis tapas) se puso el overol para ser el líder laborioso de la visita. Su tándem con Floyd lideró el 118-113 que hizo posible la clasificación. El segundo equipo en la historia en remontar un 2-0 en la primera ronda de los Playoffs de la NBA.

Luego se encontraría en la semifinal de conferencia con Los Ángeles Lakers del Showtime. Un elenco angelino que hizo los deberes y se impuso 4-1 en su camino hacia el título. Pero eso poco importó, la historia ya se había escrito. Golden State se despidió de la 1986-87 con la frente en alto.

Compartir

OTROS ARTÍCULOS

El alero promedió 31 puntos durante su paso junto a los Pacers. Pudo ser el MVP de la etapa, aunque el premio fue para Damian Lillard.
Desde 2008 hasta 2010, la liga norteamericana organizó tres encuentros de pretemporada en el escenario del primer Masters 1000 de tennis.
La liga norteamericana realizó muchos acuerdos comerciales con los asiáticos desde el año 1985. En 2019, ocurrió un conflicto que afectó esa relación.
Un repaso por todos los encuentros de la mayor liga de básquetbol en tierras aztecas.