Contamos buenas historias de básquetbol. Contenido especial sobre NBA, Juegos Olímpicos, FIBA y mucho más.

Carlik Jones, la gran esperanza de los Chicago Bulls

Fue el líder de Sudán del Sur en su clasificación olímpica. Máximo asistidor del Mundial 2023 como Top 10 en puntos.

Carlik Jones lanza ante la defensa de Angola.
Carlik Jones fue líder en asistencias en el Mundial 2023 | FOTOGRAFÍA gentileza FIBA.

Sudán del Sur tuvo un Mundial histórico por partida doble. La edición 2023 significó su debut en el certamen. A la par, con un récord de 3-2, logró su primera clasificación olímpica. Un hito colectivo que tuvo como figura a Carlik Jones, jugador de los Chicago Bulls.

Había indicios de una posible presentación de este calibre, aunque pasaron por debajo del radar. MVP de la G-League, la liga de desarrollo de la NBA, en la 2022-23. Promedió 26,1 puntos, 7,0 asistencias, 4,4 rebotes y 1,1 robos en 38,3 minutos entre sus 25 apariciones. Líder de un Windy City Bulls que estuvo a dos puntos de ganar la Showcase Cup en diciembre del 2022. También el máximo anotador de la competencia.

Su gran nivel fue reconocido. En marzo, Chicago transformó su vínculo de dos vías (o two-way) en uno permanente. Un primer año garantizado y dos no garantizados. Un pago que se asegurará en 1,9 millones de dólares anuales si forma parte del plantel a la hora de arrancar la fase regular 2023-24.

Tuvo siete apariciones en la NBA, pero no terminó de mostrarse firme. Seis conversiones en 15 intentos de campo con un 3/6 en triples entre sus 56 minutos. 2,9 tantos en 8,0 minutos.

Pero su camino a ser la figura de Sudán del Sur fue mucho más que eso.

NO DEBÍA HACER DEPORTE

Carlik Anthony Jones nació el 23 de diciembre de 1997 en Cincinatti, Ohio. Hijo de afroamericanos con ascendencia sursudanesa, tuvo una infancia más difícil de lo habitual.

A los dos años fue diagnosticado craneosintosis, una enfermedad que afecta las articulaciones del cráneo. El ser humano afectado por la enfermedad tiene un cierre prematuro de sus articulaciones, por lo que a medida que el bebé crece puede ir sufriendo deformidades en el cráneo. Esto afecta en que aumente su presión intracraneal, como también puede derivar en convulsiones.

Se esperaba que ni siquiera haga deporte, pero empezó a tratarlo desde sus primeros años. Se unió al equipo de Aiken High School donde se destacó con medias de 12,5 puntos, 5,7 rebotes y 5,1 asistencias en su tercer año. Un base con facilidad para anotar pese a su ‘baja’ (1,83 metros) estatura.

Luego de promediar 22,3 tantos y 6,0 asistencias por aparición, recibió una beca universitaria para jugar en Radford.

CUATRO AÑOS EN LA UNIVERSIDAD

La altura es un componente definitorio en el básquetbol y su baja estatura para el promedio norteamericano le jugó en contra. Veían potencial en él, pero uno que debía desarrollarse. Así, tuvo una 2017-18 como ‘redshirt’. Podía entrenar con el equipo, pero no podía competir para mantener la posibilidad de hacerlo durante cuatro años.

Al año siguiente llegó la revancha. 11,8 puntos, 3,9 rebotes y 3,1 asistencias aseguró quien acabó siendo el mejor debutante de la conferencia Big South. Incluso, anotó un tiro ganador ante Liberty University para clasificar al torneo de la NCAA.

Sus números crecieron gradualmente. Llegó a registrar 20,0 puntos, 5,5 asistencias y 5,1 rebotes en su tercer año. Todo esto con un más que destacado 40,9% de efectividad en triples. Esto conquistó a la universidad de Louisville, que le ofreció ser parte de su plantel para su último año en el básquetbol colegial.

El cambio de institución se dio tras la pandemia del COVID-19 y para el inicio de la todavía inusual 2020-21. Fue titular en cada una de sus 19 apariciones dentro de un equipo mucho más competitivo como también con mayor expectativas. Pese a una merma en sus números, registró buenos: 16,8 puntos, 4,9 rebotes y 4,5 asistencias. Integró el mejor equipo de la conferencia ACC en su partida.

SU LUCHA EN LA G-LEAGUE

Carlik Jones no fue elegido en el Draft 2021. Tras este golpe, no se resignó y firmó con los Dallas Mavericks para la Liga de Verano. Luego de un buen paso y de ser candidato a integrar el equipo definitivo para la 2021-22, fue cortado. No obstante, Texas Legends, el elenco filial en la G-League, le ofreció su próxima aventura.

Registró 20,2 puntos, 5,4 rebotes y 4,7 asistencias entre sus primeros 10 juegos. Esto le dio la posibilidad de firmar un contrato de diez días. Tras no anotar entre sus primeros tres encuentros en la NBA, Dallas lo cortó y tuvo que buscar una nueva posibilidad.

Esta llegó el 1 de enero del 2022, de la mano de los Denver Nuggets. No obstante, la franquicia no se mostró contenta con su desempeño y no lo fichó tras el final del vínculo.

Volvió a la G-League para terminar la 2021-22 junto a Texas Legends, el equipo de los Mavericks. Su nivel disminuyó (16,7 puntos), lo que impidió que firme para la 2022-23.

La revancha se la ofreció Chicago, donde empezaría a tejer su camino hacia un Mundial memorable. El MVP de la G-League y el gran nivel ofensivo fue más que suficiente para volverse una obligación para Sudán del Sur.

EL MUNDIAL DE CARLIK JONES

Sudán del Sur integró un Grupo B junto a Serbia, China y Puerto Rico. Justamente este último fue su rival en el debut, el primer partido de la historia del seleccionado en mundiales.

Cuando la mirada estaba posada en Wenyen Gabriel, jugador de Los Ángeles Lakers, él sacó pecho. 35 puntos, 11 asistencias y seis rebotes con un 12/22 de campo y un 3/8 en triples. De su mano, el equipo africano llegó a mandar por 12 unidades. Pero una reacción boricua cambió la historia. A falta de 10 segundos para el final estampó el 81-81 que forzó el OT. Allí el rival fue mejor para imponerse por 101-96.

Su siguiente rival fue China y allí encabezó un triunfo histórico. Un 89-69 que significó el primer festejo mundialista. No estuvo firme desde el doble, pero fue letal con su triple. Tres conversiones en cuatro intentos para sumar nueve de sus 21 puntos, los cuales acompañó con seis asistencias y dos rebotes ofensivos. El primer africano en registrar 20+ puntos en partidos consecutivos mundialistas desde la década del 80′.

Como era de esperarse, Serbia le impidió pasar a la segunda fase. El elenco balcánico tomó nota de su juego y configuró una defensa basada en negarle el tiro. Apenas convirtió uno de sus cinco tiros en 22 minutos. No obstante, repartió tres asistencias.

Sudán fue a la etapa de clasificación únicamente pensando en la plaza en París 2024. Si bien se esperaba que Filipinas le presente un gran duelo, esto no sucedió. 17 puntos, 14 asistencias y nueve rebotes para quedar a tan sólo un recobro del primer triple-doble en la historia del Mundial. Líder definitivo en el 87-68 para quedar a un paso del Juego Olímpico.

Llegó la última jornada para Sudán del Sur y salió a la cancha enfocado. No hubo chance para Angola, que podía clasificar si ganaba. Un parcial de 30-16 marcó el rumbo de la jornada hacia el 101-78 definitorio. Su última presentación volvió a ser tremenda: 26 puntos (10/15 de campo; 2/3 en triples y 4/5 en tiros libres), 15 asistencias, siete rebotes y dos robos.

Tras ser una de las figuras de la primera ronda, se despidió como uno de los posibles MVP del Mundial (de no ser por el nivel colectivo). El décimo máximo anotador por partido (19,4 puntos) y el líder en asistencias (10,4) del Mundial. El único con un piso de 10 tantos y 10 pases-gol por aparición.

¿PUEDE SER UNA FIGURA EN LA NBA?

La realidad indica que Carlik Jones rindió a un mayor nivel que varias estrellas de la NBA en el Mundial. La otra parte de la verdad es que tomó la posición de líder en un equipo con pocas expectativas y por ende el juego pasó por sus manos. Sudán del Sur logró un resultado histórico con su liderazgo, pero no pudo rendir ante una potencia como Serbia.

Sin lugar a dudas que este nivel le dará un plus en su búsqueda a pertenecer a la mayor liga del mundo. Chicago tomó nota de su nivel como potencial. Con 25 años, puede ser un creador de juego bajo con un alto porcentaje de eficacia. Claro está, deberá mostrarlo en el próximo nivel cuando llegue la pretemporada y, sobre todo, la fase regular.

Al sábado 2 de septiembre del 2023, Chicago le ofrece una situación compleja. Con Lonzo Ball fuera de la temporada por sus lesiones de rodillas, deberá luchar por un lugar en la rotación. Lo hará contra Coby White, quien renovó en el último verano, Ayo Dosunmu (de pobre 2022-23) y Jevon Carter, que llegó a la franquicia en la última agencia libre.

Los partidos de preparación serán vitales para demostrar que merece un lugar en la rotación. Pero sin lugar a dudas, que después del Mundial exhibido, es una razón para que Chicago se ilusione.

Compartir

OTROS ARTÍCULOS

El base español no continuará en la franquicia NBA y posiblemente deje la liga estadounidense para continuar su camino profesional en su tierra natal.
En el amanecer de 2024, elegimos los cinco genios más destacados rumbo al premio de mejor jugador de la temporada.
El mundo del básquetbol se estremece ante la combinación de dos casos policiales que involucran al exjugador de la NBA G League y su novia
La jornada del martes de NBA trajo partidos de altísimo nivel, entre los que figuraron los triunfos de Warriors y Grizzlies, entre otros.