Contamos buenas historias de básquetbol. Contenido especial sobre NBA, Juegos Olímpicos, FIBA y mucho más.

07/11/1986

La noche que los Sixers colgaron la camiseta 24 de Bobby Jones

Los Philadelphia 76ers retiraron el uniforme #24 en honor al alero Bobby Jones, quien jugó ocho temporadas en la franquicia y fue campeón en 1983.

Bobby Jones
Bobby Jones (izquierda) abraza a Julius Erving después de que los 76ers derrotaran a los Lakers en cuatro partidos consecutivos para ganar el Campeonato de la NBA de 1983 (FOTOGRAFÍA: Gentileza AP)

Bobby Jones, conocido como el “Secretario de Defensa” de la NBA, alcanzó la inmortalidad luego de que el 7 de noviembre de 1986, los Philadelphia 76ers retiraran, en una ceremonia emotiva e inolvidable,  su uniforme en el Wachovia Spectrum.

Hoy su camiseta descansa en lo más alto del Wells Fargo Arena.

Jones fue, lo que se dice, un hombre de intangibles en el mejor básquetbol del mundo. Defensor acérrimo, con un despliegue encomiable y una capacidad única para no dar ninguna pelota por perdida, fue uno de los mejores sexto hombre de la historia de la Liga. Brilló a las órdenes del coach Billy Cunnningham.

Bobby Jones
La estatua de Bobby Jones en el “76ers Legends Walk” muestra a las claras el espíritu defensivo del integrante del Salón de la Fama

Llegó a Philadelphia en 1978 y se unió a un coro de notables conformado por Julius Erving, Darryl Dawkins y Caldwell Jones. Pese a saltar desde el banco, nunca le importó el rol de reparto: llegó a jugar 25 minutos por aparición confirmando la máxima que dice que no importa quien entre primero en los partidos, sino quien los finalice.

BOBBY JONES, EL JOVEN AL QUE NO LE IMPORTABA EL BÁSQUETBOL

Pese a que su padre y su hermano eran jugadores talentosos, a Bobby, nacido en Charlotte, Carolina del Norte, le importó poco y nada el básquetbol. Definitivamente, no lo llevaba en la sangre. ¿Cómo llegó entonces este joven entonces a tener destino de Salón de la Fama?

“En la Biblia, está escrito que debemos dar el 100% en todo lo que hacemos. Y eso es lo que hago”, dijo alguna vez Bobby, quien se vio obligado a formar parte del equipo de la iglesia y así empezó su rica historia. En el secundario, sin embargo, Jones se decantó por el atletismo. Y pese a tener talento, fue su padre fue el que lo empujó de nuevo a la cancha. Hubo un factor económico que terminó de inclinar la balanza a favor del deporte de los cestos: consiguió, como jugador de básquetbol, una beca en la Universidad de Carolina del Norte, lo que le garantizó una educación universitaria sin costo alguno.

Jones fue drafteado en la ABA para defender la camiseta de Denver Nuggets luego de finalizar su Licenciatura en Psicología en 1974. Luego de la fusión de la ABA y la NBA, Bobby se quedó una temporada más en los Nuggets y luego fue transferido para estar junto a Billy Cunningham (ex compañero y alumno en la UNC) en Philadelphia 76ers.

Cunningham ganó un título de la NBA en 1967 con los Sixers, jugando junto a grandes estrellas como Wilt Chamberlain o Hal Greer, y tuvo que retirarse a la temprana edad de 32 años para convertirse en entrenador de la franquicia.

Bobby Jones
Bobby Jones jugó ocho años en Philadelphia 76ers y ganó el campeonato de 1983 (FOTOGRAFÍA: Gentileza Sixers)

“Un jugador totalmente desinteresado. Corre como un ciervo, salta como una gacela, juega con la cabeza y el corazón cada noche, y luego se aleja de la cancha como si nada hubiera pasado”, dijo alguna vez sobre él Julius Erving.

Bobby se destacó en su movimiento sin la pelota, su habilidad para pasarla y su capacidad para tomar rebotes y colocar tapas. No le interesaba el aro, lucirse, ni jugó nunca para su planilla personal. Fue, lo que se dice, el compañero perfecto. Y era conocido, también, como un caballero sin comparación en el mundo del deporte.

“Una vez el árbitro se me acercó y me preguntó: ‘¿Lo tocaste?'”, recuerda Jones entre risas a Billypenn.com. “Dije, ‘Sí’, [e] inmediatamente comencé a huir porque sabía que Billy (Cunningham) [se enojaría]. Billy comenzó a golpear fuerte los talones y gritar, ‘¡Bobby, ese es su trabajo!’ ¡Déjalo cobrar a él!'”

Jones fue cuatro veces All-Star. Fue el primer jugador nombrado como Sexto Hombre del año, en la misma temporada que fue pieza clave para que los Sixers ganaran el campeonato en 1983. Formó parte, además, del Primer Equipo Defensivo de la NBA ocho veces. Y fueron ocho de manera consecutiva.

“Nunca le importó si anotaba un punto o 20. Era insignificante para él”, recuerda Billy Cunningham sobre Jones. “Tenía una sola meta que le brindó siempre al equipo: ¿Cómo puedo ayudarte a ganar?”

Retirado a la joven edad de 34 años, fue All-Defensive en once oportunidades, convirtiéndose en el quinto en toda la historia junto a otros Hall of Famers de la talla de Michael Jordan, Scottie Pippen y Gary Payton.

El alero promedió 10.7 puntos, 4.8 rebotes, 2.2 asistencias, 1.2 robos y 1.1 tapas en sus ocho temporadas con Philadelphia. La organización de los Sixers reveló una escultura de Bobby Jones afuera de sus instalaciones de práctica, en Camden, en febrero de 2018.

Compartir

OTROS ARTÍCULOS

Los hermanos Gasol y las franquicias donde jugó rindieron tributo en sus redes sociales al base español que anunció su retiro de la NBA.
El base español no continuará en la franquicia NBA y posiblemente deje la liga estadounidense para continuar su camino profesional en su tierra natal.
En el amanecer de 2024, elegimos los cinco genios más destacados rumbo al premio de mejor jugador de la temporada.
El 8 de diciembre de 2011, el comisionado David Stern tomó la decisión de que no se concrete la partida de CP3 a Hollywood.