Contamos buenas historias de básquetbol. Contenido especial sobre NBA, Juegos Olímpicos, FIBA y mucho más.

09/01/1996

El partido en que Toronto Raptors no anotó ningún tiro libre

El 9 de enero de 1996, Toronto Raptors finalizó con 0-3 en tiros libres en la derrota ante Charlotte Hornets por 92 a 91, de local.

Los tiros libres son fundamentales para luchar por un triunfo en un partido de corta diferencia. En muchas ocasiones, los equipos pierden esos duelos parejos debido a un irregular porcentaje de efectividad en la línea de castigos. Pero un hecho sin precedentes fue la noche en que Toronto Raptors no convirtió ningún libre en un partido de fase regular.

Esto ocurrió el 9 de enero de 1996, cuando recibió a Charlotte Hornets en un duelo por la temporada 1995-96. El conjunto canadiense hizo un récord que nunca le hubiese gustado establecer. La franquicia no tuvo un comienzo ideal en la mejor liga del mundo, ya que atravesó un camino repleto de obstáculos.

En 1995, la NBA realizó una de las expansiones más recordadas de su historia. Para ese momento, se produjo la integración de dos equipos de Canadá a la liga estadounidense para incrementar el número de participantes a 29. Las incorporaciones fueron Vancouver Grizzlies y Toronto Raptors.

Toronto había estado presente en la campaña inaugural de la competición (1946-47), bajo el nombre de los Huskies. De hecho, visitó a New York en el partido que levantó el telón de un torneo que trascendió a lo largo de las generaciones. Sin embargo, los Huskies dejaron de jugar después de ese primer certamen.

Tras 48 años de ausencia, la ciudad regresó a la NBA con el nombre de los Raptors. Isiah Thomas, luego de haber finalizado su carrera emblemática en Detroit Pistons, aceptó el cargo de General Manager con el fin de construir el plantel que presenciaría el arranque de la franquicia en la mejor liga del mundo. Entre las elecciones, estuvieron Tracy Murray, Alvin Robertson, Jerome Kersey y Zan Tabak. Además, acertó al seleccionar en el séptimo puesto del Draft 1995 a Damon Stoudamire, quien se convirtiría esa misma temporada en el Mejor Novato del torneo.

Damon Stoudamire Toronto Raptors
Damon Stoudamire, la primera joven promesa de Toronto Raptors (FOTOGRAFÍA: Gentileza Toronto Star).

LAS COMPLICACIONES TRAS SU ESTRENO EN LA NBA

El debut de Toronto Raptors en la competencia fue el 3 de noviembre de 1995, en el SkyDome. La presentación ante su público fue ideal porque venció a New Jersey Nets por 94 a 79 en el primer juego de fase regular. De todos modos, los malos resultados caerían a partir del encuentro siguiente.

Los dirigidos en aquel entonces por Brendan Malone sufrieron una mala racha de siete derrotas al hilo en los primeros ocho compromisos. Su campaña inicial en la competición norteamericana resultó ser una adaptación muy difícil. El 4 de enero de 1996 perdieron en tiempo suplementario con Atlanta Hawks por 104 a 101, quedando así con una marca de nueve triunfos y 23 caídas.

Cinco días después, disputarían un enfrentamiento que terminó siendo insólito. El 9 de enero, Toronto Raptors volvió a jugar en el SkyDome para medirse con Charlotte Hornets. En su juego 33 de la fase regular, el elenco canadiense quedó marcado por un hecho inédito hasta ese momento.

El desarrollo del duelo fue muy equilibrado, ya que los de Carolina del Norte ganaron de forma ajustada (92-91). No obstante, los de Brendan Malone se convirtieron en el primer equipo de todos los tiempos en concluir un partido sin encestar tiros libres. Apenas tuvieron tres intentos, dos de ellos siendo fallados por Damon Stoudamire, pese a que fue uno de los máximos anotadores de su conjunto (20 unidades, 4-6 detrás del arco, cinco tableros y ocho pases gol). En tanto, Alvin Robertson falló el otro lanzamiento del dueño de casa.

Lo irónico es que la visita definió el enfrentamiento con ejecuciones desde la línea de castigo. Dell Curry tiró cinco veces en el último minuto del cuarto período para finalizar en ese rubro con 9-12. El escolta, padre de Stephen Curry, demostró su talento innato al ser la principal figura del juego con 27 puntos, siete rebotes, cuatro asistencias y tres recuperos.

Por otro lado, Charlotte terminó con 24 aciertos de los 41 tiros libres intentados. Esto lo dejó con un 58.5% de efectividad, lo cual no será el mejor porcentaje en un rubro tan fundamental para ganar duelos cerrados. Pero le bastó para vencer a un Toronto afectado por una marca que se fijó como la primera vez en suceder en la historia.

Ese 0-3 fue uno de los puntos de los cuales los Raptors tuvieron que empezar a edificar su trayecto. El equipo culminó esa temporada 1995-96 en el último puesto del Este. Firmó un récord de 21 partidos ganados y 61 perdidos. No obstante, agua en el desierto resultó ser el inolvidable triunfo del 24 de marzo de 1996 a los Chicago Bulls de Michael Jordan. En condición de local, el equipo que formó parte de esa nueva expansión de la NBA superó agónicamente por 109 a 108 a un conjunto que más adelante lograría la mejor marca de fase regular de todos los tiempos (72-10), hasta la de 73-9 de Golden State Warriors en la 2015-16.

Toronto Raptors tuvo que atravesar muchas turbulencias a lo largo de su historia. Distinto fue su andar con respecto a 23 años después, cuando cosechó su primer trofeo Larry O’Brien ante los Warriors de Stephen Curry, hijo de un Dell Curry imparable en la noche del 9 de enero de 1996.

Compartir

OTROS ARTÍCULOS

El conjunto de Tennessee armó un equipo sólido en defensa a principios de la década de 2010. Así, empezó a escribir su historia en la NBA.
El sábado 9 de diciembre de 2023, el conjunto californiano se impuso en la final del In-Season Tournament sobre Indiana Pacers por 123 a 109.
En enero de 2015, el conjunto de Georgia fue el primer equipo de todos los tiempos en terminar con una marca de 17-0 en dicho mes.
El 13 de abril de 2016, el conjunto de Oakland estableció la mejor marca de la historia de la fase regular. También, fue el retiro de Kobe Bryant.