Contamos buenas historias de básquetbol. Contenido especial sobre NBA, Juegos Olímpicos, FIBA y mucho más.

13/04/2016

La noche particular en que Golden State Warriors logró el récord de 73-9

El 13 de abril de 2016, el conjunto de Oakland estableció la mejor marca de la historia de la fase regular. También, fue el retiro de Kobe Bryant.

Stephen Curry Golden State Warriors
Stephen Curry también hizo historia aquella noche (FOTOGRAFÍA: gentileza The Wall Street Journal).

El 13 de abril de 2016, ESPN tuvo que transmitir dos partidos al mismo tiempo. Por un lado, Kobe Bryant deslumbró en su despedida como jugador anotando 60 puntos en el duelo con Utah Jazz, en el Staple Center. Por el otro, Golden State Warriors recibió a Memphis Grizzlies con el objetivo de establecer un nuevo récord histórico de fase regular.

El conjunto de la Bahía capitalizó la oportunidad al máximo y se impuso sobre los de Tennessee por 125 a 104, en el Oracle Arena. Stephen Curry se lució con sus 46 puntos (10-19 en triples), cuatro rebotes, seis asistencias y dos recuperos. A su vez, el base se transformó en el primer jugador de la historia en llegar a los 402 aciertos detrás del arco en una sola temporada.

Además, fue el primero del conjunto de Oakland en recibir el premio al scoring champ (30,1 tantos por juego), desde Rick Barry en la campaña 1966-67, y el séptimo de la NBA en ingresar al club de los 50-40-90 (tuvo un 50% de efectividad en tiros de campo, un 45% en tiros externos y un 91% en tiros libres). También, Klay Thompson (16 (cuatro), dos y dos) y Draymond Green (11 (2-4), nueve y siete) secundaron al oriundo de Aakron, Ohio.

De esta manera, concluyó la etapa regular en el primer puesto con un registro de 73 partidos ganados y nueve perdidos. Así, se convirtió en el equipo con el mejor récord en dicha instancia de todos los tiempos, superando la marca que había conseguido Chicago Bulls en la campaña 1995-96 (72-10). En aquel certamen, los dirigidos por Phil Jackson salieron campeones y volvieron a la cima en la segunda etapa de Michael Jordan como jugador.

“No creo que este récord vaya a ser batido nunca. Les dije que nunca en un millón de años hubiese pensado que ese récord se podía romper. Estaba equivocado. Pero ahora tengo que decir lo mismo: No creo que este récord vaya a ser batido nunca”, dijo el entrenador Steve Kerr, después de aquel encuentro.

Por su parte, Draymond Green manifestó: “Este récord significa que soy parte del mejor equipo de todos los tiempos”.

En tanto, dos leyendas de aquel plantel de los Chicago Bulls, en la temporada 1995-96, se expresaron ante la conquista de Golden State Warriors. “Quiero felicitar a los Warriors por su magnífica temporada. El deporte siempre está evolucionando y los récords están hechos para ser batidos. Los Warriors han sido muy divertidos de ver y tengo ganas de ver qué hacen en playoffs”, comentó Michael Jordan.

Asimismo, Scottie Pippen escribió en las redes sociales: “Sabiendo lo que hace falta para ganar 72, tengo que quitarme el sombrero ante los Warriors por conseguir 73. ¡Buena suerte para Steve Kerr y compañía en los playoffs!”.

SE QUEDARON EN LA PUERTA DE LA GLORIA

Golden State Warriors tuvo una noticia durísima en el tercer partido de la primera ronda de los Playoffs, frente a Houston Rockets. Un esguince en el tobillo derecho generó que Stephen Curry se perdiera una parte de la postemporada. El elenco de Steve Kerr se las ingenió para imponerse en la serie sobre el conjunto texano por 4 a 1.

Steph retornó a la acción en el cuarto enfrentamiento de las Semifinales del Oeste, frente a Portland Trail Blazers. En aquel duelo, el base convirtió 40 unidades (17 en el tiempo suplementario) para el triunfo por 132 a 125. De esta forma, los de la Bahía aseguraron su lugar en las Finales del Oeste tras derrotar a los de Oregon por 4 a 1.

En aquella instancia, el contrincante fue Oklahoma City Thunder. El cruce fue muy difícil porque los dirigidos por Billy Donovan llegaron a estar 3-1 arriba en la serie. Sin embargo, Stephen Curry y Klay Thompson lideraron al conjunto de Oakland hacia la épica remontada por 4 a 3.

En las Finales, Golden State sufrió la remontada por parte de Cleveland Cavaliers. La franquicia de Ohio se recuperó tras arrancar 3-1 abajo y aprovechó la suspensión a Draymond Green en el quinto duelo para ganar en el Oracle Arena. Luego, se impuso en el sexto enfrentamiento en el Quicken Loans Arena y logró un séptimo juego dramático para quedarse con la victoria sobre el final, después de una tapa de LeBron James y un triple de Kyrie Irving.

Así, los Warriors se quedaron sin la oportunidad de coronar una temporada regular legendaria, ya que rompieron el récord de los Chicago Bulls de la campaña 1995-96. De todos modos, como decía la remera que utilizó aquel elenco de Illinois en la postemporada (“El 72-10 no significa nada sin el anillo”), el conjunto de Oakland no pudo darle un cierre perfecto a un torneo histórico.

Compartir

OTROS ARTÍCULOS

El sábado 9 de diciembre de 2023, el conjunto californiano se impuso en la final del In-Season Tournament sobre Indiana Pacers por 123 a 109.
En enero de 2015, el conjunto de Georgia fue el primer equipo de todos los tiempos en terminar con una marca de 17-0 en dicho mes.
El 18 de julio de 2013, la Junta de Gobernadores de la NBA aprobó de manera unánime el retorno de la marca “Hornets” a Carolina del Norte.
BA-Ball te cuenta cuáles son los cinco clásicos que más impacto generaron en la mejor liga del mundo.