Contamos buenas historias de básquetbol. Contenido especial sobre NBA, Juegos Olímpicos, FIBA y mucho más.

12/04/1958

Campeones NBA: los Saint Louis Hawks de la 1957-58

El elenco de Alex Hannum se impuso en las Finales sobre Boston Celtics por 4 a 2. De esta manera, se consagró campeón por primera vez en su historia.

Bob Pettit Saint Louis Hawks
Bob Pettit recibió el premio al MVP de la temporada y al MVP del All Star Game en el mismo año (FOTOGRAFÍA: gentileza St. Louis Post-Dispatch).

Saint Louis Hawks tuvo que atravesar seis temporadas sin disputar los Playoffs, entre 1950 y 1956. Sin embargo, la historia cambió a partir del año 1954, debido a dos motivos. En primer lugar, seleccionó en el segundo puesto del Draft a Bob Pettit, el futuro jugador franquicia. Asimismo, la franquicia dejó de encontrarse en la ciudad de Milwaukee, con el fin de instalarse en Saint Louis.

Dos años después, Bob Pettit recibió su primer premio al Jugador Más Valioso de la campaña. Y unos meses más tarde, la franquicia decidió tomar el riesgo de traspasar a Boston Celtics al joven Bill Russell, elegido en el segundo lugar del Draft de 1956. A cambio, arribaron Cliff Hagan y Ed Macauley con el fin de rodear al interno que había sido MVP.

Con ese movimiento, los Hawks regresaron a la postemporada y se clasificaron a las Finales de la NBA en 1957. Sin embargo, Boston Celtics le privó la gloria porque se consagró campeón tras batirlos en siete enfrentamientos. Por ende, quedó la espina que el elenco de Alex Hannum se quería quitar a toda costa en la 1957-58.

Bob Pettit integró el Mejor Quinteto de la competencia. El oriundo de Baton Rouge, Luisiana, se lució en el torneo con un promedio de 24,6 puntos, 17,4 rebotes y 2,2 asistencias en 36,1 minutos por encuentro. Asimismo, obtuvo el galardón al MVP del Juego de las Estrellas de 1958, que se llevó a cabo en la misma ciudad donde se encontraba su equipo. Fue una fiesta ideal para darle la bienvenida Saint Louis a la mejor liga del mundo.

Además, Cliff Hagan conformó el Segundo Mejor Quinteto de la competición. El alero de segundo año registró una media de 19,9 unidades, 10,1 tableros y 2,5 pases gol en 31,3 minutos por compromiso. Slater Martin también estuvo presente en el Segundo Mejor Quinteto, luego de convertir 12, capturar 3,8 y repartir 3,6 por aparición.

Con estas notables producciones, los dirigidos por Alex Hannum se treparon a lo más alto de la División del Oeste con un récord de 41 partidos ganados y 31 perdidos. Así, se aseguraron un lugar en los Playoffs, con el fin de redimirse tras la oportunidad fallida en la campaña anterior.

SOSTENIENDO SU LIDERAZGO EN LA REGIÓN

El rival de Saint Louis Hawks en las Finales de la División del Oeste fue Detroit Pistons. La franquicia se encontraba en su primera temporada en la ciudad de Michigan, luego de haberse mudado desde Fort Wayne, Indiana. Además, venía de barrer a Cincinnati Royals por 2 a 0 en la primera ronda de los Playoffs.

Detroit contó con las grandes actuaciones de George Yardley (22,2 tantos por juego) y Gene Shue (18) a lo largo de la serie. De hecho, sus rendimientos ayudaron a conseguir la victoria en el tercer enfrentamiento por 109 a 89, en condición de visitante.

Sin embargo, el elenco de Alex Hannum impuso su dominio en dos de sus compromisos de local (114 a 111 en el primer encuentro y 120 a 96 en el quinto) y dos, fuera de casa (99 a 96 en el segundo y 145 a 101 en el cuarto). De esta forma, sentenció el 4 a 1 que le dio un nuevo título de la región a Saint Louis. A su vez, se aseguraron su segunda aparición seguida en las Finales de la NBA.

El rival volvía a ser Boston Celtics. El conjunto de Massachusetts venía de imponerse en las Finales de la División del Este sobre San Francisco Warriors por 4 a 1. Entonces, los Hawks tuvieron la oportunidad ideal para tomarse revancha de la derrota en el cruce con los de Red Auerbach, en 1957.

LA GLORIA ETERNA

El 29 de marzo de 1958, Saint Louis Hawks comenzó las Finales superando a Boston Celtics por 104 a 102, de visitante. Cliff Hagan (33 puntos, ocho rebotes y tres asistencias) y Bob Pettit (30 y 19) se encargaron de que el equipo empezara la instancia más importante de la competición con el pie derecho.

24 horas más tarde, el conjunto de Massachusetts respondió con un triunfo en el segundo enfrentamiento por 136 a 112, en el Boston Garden. Bob Cousy (25 unidades, cinco tableros y diez pases gol), Bill Russell (22 y 27), Bill Sharman (22, cinco y cinco) y Frank Ramsey (20 y cinco) lideraron la reacción del dueño de casa para empatar 1-1 la serie.

El 2 de abril, el elenco de Alex Hannum aprovechó la mudanza de la serie para adjudicarse la victoria en el tercer duelo por 111 a 108, en casa. Bob Pettit (32 tantos y 19 rebotes), Cliff Hagan (18, cuatro y cuatro asistencias) y Slater Martin (17 y ocho) se destacaron en el afán de volver a pasar al frente en la película (2-1).

Tres días más tarde, los dirigidos por Red Auerbach respondieron tras llevarse el cuarto partido por 109 a 98, en Saint Louis. Bob Cousy (24 unidades, 13 tableros y diez pases gol), Bill Sharman (21 y cuatro), Frank Ramsey (18 y 13) y Tom Heinsohn (17 y 13) guiaron a la visita hacia un nuevo empate en el cruce (2-2).

No obstante, el 9 de abril, los Hawks volvieron a quedar arriba en las Finales con un triunfo en el quinto juego por 102 a 100, en el Boston Garden. Bob Pettit (33 unidades y 21 tableros), Slater Martin (25, seis y cinco pases gol) y Cliff Hagan (21, 13 y cuatro) lideraron la reacción de los de Alex Hannum.

El 12 de abril de 1958, Saint Louis Hawks capitalizó la vuelta a casa y liquidó el duelo con una victoria en el sexto compromiso por 110 a 109. De esta forma, el equipo selló el 4-2 que le permitió salir campeón de la NBA por primera vez en su historia. Bob Pettit (50 unidades y 19 tableros) tuvo una performance legendaria, con el objetivo de concretar la revancha ante el contrincante que les había privado la alegría un año antes. La mejor redención para una franquicia que necesitaba de un título para afianzarse en la mejor liga del mundo.

Compartir

OTROS ARTÍCULOS

El sábado 9 de diciembre de 2023, el conjunto californiano se impuso en la final del In-Season Tournament sobre Indiana Pacers por 123 a 109.
En enero de 2015, el conjunto de Georgia fue el primer equipo de todos los tiempos en terminar con una marca de 17-0 en dicho mes.
El 13 de abril de 2016, el conjunto de Oakland estableció la mejor marca de la historia de la fase regular. También, fue el retiro de Kobe Bryant.
El 18 de julio de 2013, la Junta de Gobernadores de la NBA aprobó de manera unánime el retorno de la marca “Hornets” a Carolina del Norte.