Contamos buenas historias de básquetbol. Contenido especial sobre NBA, Juegos Olímpicos, FIBA y mucho más.

04/01/1992

Robert Parish, un faro defensivo: en 1992 alcanzó los 2.000 bloqueos en la NBA

The Chief, el hombre con más partidos jugados en la historia de la NBA, alcanzó las 2.000 tapas el 4 de enero de 1992.

Robert Parish
Robert Parish, con 1611 partidos, es el hombre con más partidos disputados en la historia de la NBA (FOTOGRAFÍA: Gentileza Twitter @jkubatko)

Robert Parish, el histórico doble cero de Boston Celtics en los años ochenta, alcanzó el 4 de enero de 1992 la marca de 2.000 tapas en la derrota fuera de casa ante Minnesota Timberwolves 100-96.

Parish fue para la NBA un faro defensivo de lujo y es en la actualidad el jugador con más partidos disputados en toda la historia (1611), tras jugar 21 temporadas en el mejor básquetbol del mundo.

El legendario gigante de Boston, apodado Chief (Jefe) por su compañero de equipo Cedric Maxwell inspirado en un personaje de la película “Atrapado sin salida” que jugó College en Centenary, en su ciudad natal de Shreveport, Luisiana, fue elegido en la primera ronda de la Draft de la NBA de 1976 por los Golden State Warriors. Tuvo promedios en la NCAA, en cuatro años, de 21.6 puntos y 16.9 rebotes por juego.

El número 00 fue retirado por los Boston Celtics el 18 de enero de 1998 y hoy luce en el cielo del estadio junto a otros notables.

Jugó, además de los Celtics y Warriors, en Charlotte Hornets y Chicago Bulls, esta última franquicia el destino en el que finalmente se retiró.

Parish ingresó a la NBA con 23 años en 1976 y fue canjeado a los Celtics recién en 1980. En Boston, Parish jugó 14 años, llegó a playoffs 13 veces, ganó nueve títulos de División Atlántico, llegó a las Finales cinco veces y ganó tres campeonatos. Formó el inolvidable Big Three junto a Larry Bird y Kevin McHale.

Sus mejores temporadas fueron las dos primeras en los Celtics, cuando promedió 19.4 puntos, 10.1 rebotes y 1.8 asistencias por aparición. Ya en sus números de carrera, tuvo 14.5 unidades, 9.1 rebotes, 1.4 asistencias, 0.8 robos y 1.5 tapas por encuentro.

Señala NBA.com que Parish jugó nueve All-Star Game, terminó entre los 10 mejores de la NBA en porcentaje de tiros de campo durante seis temporadas consecutivas, superó los 10 rebotes por partido en ocho temporadas y promedió más de 15 puntos en nueve campañas. En 1981-82 tuvo su promedio más alto de su carrera con 19.9 puntos por partido y promedió 12.5 rebotes por encuentro, mejor número de su carrera, en 1988-89.

En 1994 llegó a Charlotte Hornets como agente libre, jugó dos temporadas y allí se convirtió en el jugador con más partidos disputados en la historia de la Liga. En el cierre de su carrera, firmó con Chicago Bulls para la temporada 1996-97, que finalizaría con el recordado título de Michael Jordan y compañía frente a Utah Jazz, que incluyó el Last Shot de su Majestad.

“Siempre seré un Celtic de corazón”, dijo Parish en declaraciones recogidas por NBA.com. “Ahí fue donde despegó mi carrera. Es difícil para mí siquiera creer lo buenos que éramos. Algunas noches estaba ahí afuera pateando el trasero de algún rival, sintiéndolo de verdad, y luego miraba y veía lo que estaba haciendo Kevin y lo que hacía Larry, y decía: ‘Hombre, esto es algo. Esto es realmente especial’”.

Parish fue inducido al Hall of Fame de la NBA en 2003.

Compartir

OTROS ARTÍCULOS

El ex jugador tuvo su triste deceso a los 50 años. Fue campeón con la franquicia en 1975.
El 29 de abril de 1993, el número 22 del Draft 1987 falleció a causa de una cardiomiopatía hipertrófica, mientras hacía un entrenamiento.
Red Kerr jugó para los 76ers durante su etapa en Syracuse. Clave en la obtención del primer campeonato y All-Star en tres oportunidades.
El 9 de diciembre de 1989, el gigante de 2m05 falleció en un accidente automovilístico. Desde ahí, su legado quedó inmortalizado.