Contamos buenas historias de básquetbol. Contenido especial sobre NBA, Juegos Olímpicos, FIBA y mucho más.

Michael Jordan, el mejor jugador de todos los tiempos

Estos son los motivos por los cuales BA-Ball define al número 23 de Chicago Bulls como el verdadero GOAT, antes que LeBron James.

Michael Jordan LeBron James
Michael Jordan hizo una marca perfecta en las Finales: 6-0 (FOTOGRAFÍA: gentileza Basket 4 Us).

El debate sobre quién es el mejor jugador de la historia de la NBA, siempre está sobre la mesa. Hay millones de personas en el mundo que afirman LeBron James está primero, por encima de Michael Jordan. Sin embargo, existen razones concretas para subrayar que el número 23 de Chicago Bulls es el GOAT (Greatest Of All Time).

No es para criticar a LeBron James, quien se ha metido en la historia grande con los cuatro anillos de su carrera. Entre ellos, el primero de Cleveland Cavaliers en su historia deportiva, en 2016. El Rey es oriundo de Ohio, estado donde se encuentran los Cavs. Pero Michael Jordan demostró su grandeza como el número uno, sosteniendo su dominio en la mejor liga del mundo durante más de una década. Y estos son los argumentos que lo definen como el GOAT.

1- MJ globalizó la NBA. En la década de 1990, el producto se comenzó a consumir en cada rincón del mundo. De hecho, la organización estadounidense pudo empezar a armar encuentros amistosos en otras ciudades, como por ejemplo Paris. En 1997, se desarrolló el McDonald’s Championship, un torneo que reunía a los campeones de las ligas más importantes del básquet.

Y el emblema de Chicago estuvo presente en ese certamen, generando así un movimiento de los fanáticos del deporte pocas veces visto anteriormente. Su imagen despertaba la motivación en cada país. Si caminabas por las ciudades de Shangai, Buenos Aires, San Pablo, Londres, entre otras, y le preguntabas a la gente por la NBA, la respuesta era en dos palabras: “Michael Jordan”. Y eso no era algo que sucedía en la era previa, ya que la rivalidad entre Los Ángeles Lakers de Magic Johnson y los Boston Celtics de Larry Bird llegó a salvar la competencia de los notables problemas económicos.

2- Fue el primer básquetbolista de la historia en tener su línea exclusiva de ropa deportiva. Arrancando por las zapatillas, que generaron una repercusión masiva desde el lanzamiento de su primera edición en 1984. En el primer año, las Air Jordan I recaudaron 126 millones de dólares en ganancias. Esto causó una nueva revolución en el mundo, la cual se conectó hasta con personas famosas. El prestigioso director de cine, Spike Lee, llegó a promover algunas películas utilizando las zapatillas que lanzó Jordan Brand en 1984.

A partir de ahí, En conjunto con Nike, se fabricaron 36 tipos de Air Jordan porque el éxito estuvo presente en cada línea. Y además de las zapatillas, se empezaron a crear otros artículos de ropa deportiva que tuvieron igual de éxito. Es más, Jordan Brand es el sponsor de las camisetas de juego de Charlotte Hornets y de los uniformes alternativos de las 30 franquicias de la NBA. Por otro lado, Paris Saint-Germain se asoció con la marca para tener sus casacas de fútbol con el logo que revolucionó el deporte desde la década de 1980.

3- Los seis campeonatos. Michael Jordan levantó el trofeo Larry O’Brien en seis temporadas, además de haber sido elegido como el MVP de cada una de esas Finales: 1991, 1992, 1993, 1996, 1997 y 1998. A su vez, esos títulos se consiguieron mediante tres conquistas al hilo en dos ocasiones. Se ha visto que los Lakers dominaran la NBA desde 2000 hasta 2002. Por su parte, LeBron James llegó a consagrarse dos veces consecutivas en 2012 y 2013.

Sin embargo, nadie en la historia de la NBA pudo saler tricampeón dos veces, sin perder una Final. Y el formado en la Universidad de Carolina del Norte lo hizo posible desde 1991 hasta 1993, y de 1996 a 1998. Encima, se tuvo que enfrentar con otros rivales reconocidos de aquella época, como los Lakers de Magic Johnson, los Portland Trail Blazers de Clyde Drexler, los Seattle Supersonics de Gary Payton y el Utah Jazz de John Stockton y Karl Malone.

4- Con ausencia de referentes en la pintura. Los Chicago Bulls nunca tuvieron un interno que sobresaliera en la competición. Bill Cartwright fue el centro titular del primer tricampeonato y Luc Longley, del segundo. Dennis Rodman no era un interno, aunque se haya lucido por su fortaleza en la lucha rebotera. Ninguno de los dos tuvieron apariciones en el Juego de las Estrellas. Y eso era un punto débil en la NBA de la década de 1990.

Hubo muchas estrellas que se destacaron debajo del aro en aquella época. Algunos ejemplos son Hakeem Olajuwon, Shaquille O’Neal, David Robinson y Patrick Ewing. De hecho, Olajuwon guió a Houston Rockets hacia el bicampeonato en 1994 y 1995, cuando Michael Jordan se tomó un tiempo del básquet por primera vez.

5- Los tiros decisivos. El doble ganador ante Cleveland Cavaliers en los Playoffs de 1988. El tiro clutch ante Utah Jazz en el sexto partido de las Finales de 1998. Michael Jordan tiene un compacto con todas las conversiones que ha metido en la recta final. De hecho, en la recta final de duelos de Playoffs llegó a tener un 50% de efectividad a lo largo de su carrera. Incluso, superando esa marca entre 1989 y 1993. Un número bestial para un momento en que la pelota pesa el doble.

6- Momentos icónicos. Michael Jordan ha regalado partidos inolvidables. Algunos de esos ejemplos fueron los 63 puntos contra los Boston Celtics de Larry Bird en los Playoffs de 1986 (en su tercer año en la NBA), el segundo encuentro contra los Lakers de Magic Johnson en las Finales de 1991 (el doble a mano cambiada), el campeonato de 1996 en el Día del Padre, el duelo que afrontó con infección estomacal frente a Utah Jazz en el quinto punto de las Finales de 1997, entre otros.

Hay una lista interminable con los hechos que quedarón grabados en el recuerdo de todos los seguidores. Por eso, hay un modo de juego que recrea esas hazañas de MJ en el NBA 2K11. Y también, se volverá a realizar para el NBA 2K23. Dos videojuegos que permiten contemplar los enfrentamientos legendarios que catapultaron a Michael Jordan como el Mejor Jugador de Todos los Tiempos.

Compartir

OTROS ARTÍCULOS

Los hermanos Gasol y las franquicias donde jugó rindieron tributo en sus redes sociales al base español que anunció su retiro de la NBA.
El base español no continuará en la franquicia NBA y posiblemente deje la liga estadounidense para continuar su camino profesional en su tierra natal.
En el amanecer de 2024, elegimos los cinco genios más destacados rumbo al premio de mejor jugador de la temporada.